Luis Lacalle Pou, Iván Duque, Guillermo Lasso y Sebastián Piñera
Luis Lacalle Pou, Iván Duque, Guillermo Lasso y Sebastián Piñera

Los presidentes de Uruguay, Luis Lacalle Pou; de Colombia, Iván Duque; de Ecuador, Guillermo Lasso; y de Chile, Sebastián Piñera; participaron del XIV Foro Atlántico “Iberoamérica: democracia y libertad en tiempos recios”, que se desarrolló en Madrid. Los cuatro mandatarios, que intervinieron vía zoom, integraron el Panel V: “Un análisis presidencial sobre los grandes retos de la región”. También expuso el ex mandatario argentino Mauricio Macri en un panel dedicado al populismo.

Días movidos en nuestros países”, dijo Lacalle Pou cuando saludó, antes de referirse a la decisión de su país de firmar acuerdos comerciales por fuera del Mercosur. “Es un reclamo de hace muchos años de que el Mercosur avance más rápido y de que algunos países del bloque avancen en acuerdos con otros países. Nuestro gobierno ha tomado una decisión de dejar las palabras de lado y avanzar”, señaló.

Y agregó: “Lo hemos hablado en las reuniones ministeriales y en algunas cumbres, y llegamos a un punto en el cual se acerca el fin de la pandemia y el mundo va a arrancar con más vértigo aún”.

Uruguay y el Mercosur tienen una posición privilegiada. El tema es que somos una región proteccionista. El mundo va hacia allá y obviamente Uruguay tiene más poder negociador si es con el Mercosur. Si no vamos todos juntos, a nuestros socios le decimos: ‘Déjennos avanzar’. Esto no supone romper el Mercosur ni la regla del consenso. Uruguay sin duda va a avanzar”, destacó.

Luego le preguntaron por su postura a favor de la libertad individual en la pandemia. “En nuestro país rige una democracia plena con todos los derechos previstos en el goce de ese ejercicio y en ese ámbito se dio un debate muy fuerte. Hubo un reclamo para ir a la cuarentena obligatoria y al encierro”, recordó.

Y dijo: “Salió bien porque la población entendió esa libertad responsable. La libertad es la personal pero en la comunidad. El hombre es un ser social por excelencia. Los uruguayos lo hicieron, no el gobierno. Tuvimos momentos más complejos cuando los contagios y las muertes se dispararon. Ahí, si bien aplicamos algunas medidas restrictivas, la libertad fue nuestro faro”.

Por su parte, Guillermo Lasso agradeció la invitación y dijo que “por la libertad hay que madrugar todos los días”. Le pidieron una reflexión de sus primeros días de gestión como presidente de Ecuador y respondió: “Hay prioridades y en el gobierno es la vacunación, no solo como un programa sanitario y social, sino como un programa económico para lograr la activación de la economía ecuatoriana. Nos planeamos vacunar a 9 millones de ecuatorianos en 100 días. Hemos logrado implementar un plan de vacunación masivo. Antes de llegar al gobierno, el promedio eran 20.000 dosis por día aplicadas, ayer fueron 170.000 dosis, un récord”, destacó.

Lasso también dijo que recibió un Ecuador que tiene un excesivo endeudamiento pero que es un país solvente. “Hemos tenido desafíos también en materia de seguridad del estado. Ofrecí a los ciudadanos que convocaría al consejo de seguridad del estado y así lo hice. Le estoy dando una prioridad al tema de la seguridad ciudadana y respecto a delitos trasnacionales”, narró.

“Respecto a la pandemia, hemos empezado de manera voluntaria y progresiva la apertura de clases presenciales. Hemos notado una reducción de los indicadores de contagio de la pandemia. Son datos importantes pero todavía no nos dejan dormir tranquilos porque debemos seguir trabajando. La gestión del gobierno es vacunar, la seguridad y abrir el país”, siguió.

La apertura del evento estuvo a cargo del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, quien solicitó “ayuda” a los países de Iberoamérica para hacer frente a las políticas del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, del que ha dicho que “restringe libertades” y que dialoga con “criminales”.

Hoy en España se cambian leyes de manera arbitraria para acabar con el modelo de convivencia, se señala a las instituciones judiciales en tanto en cuanto no sirvan a los intereses del Gobierno de la Nación; hoy en España se prioriza el diálogo con los criminales y se estigmatiza a demócratas que piensen diferente”, trasladó durante su intervención.

Además, aseveró que en España “hay regiones donde hablar el segundo idioma más hablado en el mundo se ve como un desafío al poder establecido”, y ha alertado de que la democracia española “ha quedado a expensas de un Gobierno que hará cualquier cesión por mantenerse en el poder”, ya que este es el “único fin” de Sánchez.

Tenemos a una vicepresidenta y cuatro ministros nombrados por Podemos, con un sustento ideológico sobre el que se han construido regímenes totalitarios, y además el virus nacionalista”, expresó a renglón seguido. Entiende el regidor madrileño que ello forma parte de “ese socialismo perverso” en el que “engañan a los ciudadanos diciendo todo para el pueblo”.

“A los totalitarios debemos hacer frente haciendo ver que los ciudadanos valen más que el ego de sus dirigentes”, precisó a continuación.

El presidente de la Fundación Internacional para la Libertad, Mario Vargas Llosa, observa la intervención del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, en la inauguración del XIV Foro Atlántico "Iberoamérica: democracia y libertad en tiempos recios" (Eduardo Parra - Europa Press)
El presidente de la Fundación Internacional para la Libertad, Mario Vargas Llosa, observa la intervención del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, en la inauguración del XIV Foro Atlántico «Iberoamérica: democracia y libertad en tiempos recios» (Eduardo Parra – Europa Press)

España e Iberoamérica

Sobre Iberoamérica destacó que es “una región extensa con riqueza cultural” y “España, la nación más antigua, lleva con orgullo ser la puerta de entrada”. De la capital de España ha puesto en valor que “es lugar de residencia de ilustres peruanos, como Vargas Llosa, o de luchadores por la libertad como López, o de personas que llegan a buscar oportunidades a consecuencia del socialismo del siglo XXI”.

“España está al otro lado del Atlántico, pero nos sentimos hermanos de la Nación con los que siempre podrán contar para la lucha por la libertad. Compartimos lengua, cultura, siglos de cooperación, que se han traducido en hitos de solidaridad”, subrayó, para añadir que los lazos que unen a España con Iberoamérica “generan un sentimiento de comunidad”.

SEGUIR LEYENDO:





Fuente