Cuba reclamó a Estados Unidos el cumplimiento de los acuerdos bilaterales en materia migratoria en su «integralidad y no selectivamente», en una reunión este jueves en Washington, informó la Cancillería de la isla.

«Se revisó el cumplimiento de los Acuerdos Migratorios bilaterales y el compromiso mutuo de garantizar una migración regular, segura y ordenada», refirió un comunicado de La Habana difundido en la página web del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex).

Las conversaciones, encabezadas por el viceministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Carlos Fernández de Cossío, y la subsecretaria adjunta de Estado del Buró de Asuntos del Hemisferio Occidental de EEUU, Emily Mendrala, suponen el primer encuentro de alto nivel entre ambos gobiernos desde la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca.

La parte cubana «reiteró su preocupación por las medidas del gobierno estadounidense que estimulan la migración, impiden la migración legal y ordenada, y generan las condiciones socioeconómicas que incitan a la emigración», reseña la nota.

Asimismo se manifestó a la representación estadounidense que «estas medidas, entre ellas las asociadas al reforzamiento extremo del bloqueo económico (de EE.UU. a la isla), provocan pérdidas de vidas y la comisión de delitos de tráfico ilícito de migrantes, fraude migratorio y trata de personas».

En ese sentido, Cuba considera que esa situación «afecta a los dos países y la región» centroamericana y norteamericana en su conjunto.

Visas y migración ordenada

La delegación de la isla insistió también en el encuentro en «la obligación del Gobierno de los Estados Unidos de garantizar la emisión en La Habana de no menos de 20.000 visas anuales a cubanos» para emigrar al país norteamericano, tal y como se pactó en 2017 y señaló que ese compromiso «se está incumpliendo» desde entonces.

Por otro lado, consideró que «no existe justificación alguna para mantener interrumpido» el servicio consular en Cuba y obligar al aspirante a emigrar, a viajar a Guyana para que su solicitud (de visado) sea procesada».

También expresaron que Estados Unidos «debe cesar de obstaculizar y violar los derechos de los cubanos a viajar a terceros países del área».

Washington reactivará los trámites de forma «limitida»

En su texto, la parte estadounidense anunció que a partir de mayo va a comenzar a procesar en su Embajada de La Habana, «de forma limitada», visas de inmigrantes para ciudadanos cubanos. Estados Unidos abordó el tema de los servicios consulares en la Embajada «para incluir la reanudación de los servicios de visas de inmigrantes de forma limitada a partir de mayo, los servicios actuales para ciudadanos estadounidenses y la emisión actual de visas de emergencia para no inmigrantes», afirma la nota.

Washington expresó, además, que «permitir una migración segura, legal y ordenada entre Cuba y Estados Unidos sigue siendo un interés mutuo» y  «consistente con los intereses de Estados Unidos de fomentar la reunificación familiar y promover un mayor respeto por los derechos humanos y las libertades fundamentales en Cuba».

«Estas conversaciones sobre migración», dice el documento, «brindan la oportunidad de discutir sobre la implementación mutua de los Acuerdos Migratorios (compuestos por una serie de acuerdos bilaterales entre los Estados Unidos y Cuba realizados en 1984, 1994, 1995 y 2017)».

La salida de cubanos, principalmente rumbo a Estados Unidos, ha aumentado de forma notable en los últimos meses, algo que los expertos vinculan en primer lugar con la grave crisis económica que atraviesa la isla.

Según datos de las autoridades migratorias estadounidenses, entre octubre y febrero ingresaron en EE.UU. unos 47.331 migrantes cubanos, después de que sólo en febrero llegasen a la frontera la cifra récord de 16.657.

 



Fuente