¿Por qué no escucho a un solo pre candidato hablar de la Estafa de la publicidad del Estado, la Oficial?

Ahí está la joda, por ahí sale la guita directo a las campañas políticas.

Aparece propaganda de Antel y UTE en medios gráficos que venden 90 semanarios por semana.

El circuito de la plata de la publicidad oficial es una Asociación para Delinquir de públicos y privados.

Una parte de esa plata vuelve al director político que la otorgó.

La justicia no actúa y asegura total impunidad.

Roban a la vista de todos.

Son millones de dólares.

Me gustaría saber cuánto dinero recibió el diario El País de publicidad este año electoral por ejemplo.

Sería una prueba contundente, el departamento del país que tenga la suerte de tener un director político puesto a dedo, porque en la elección no le dieron los votos para ser Diputado o Intendente, a lo largo de su gestión los medios de comunicación de SU DEPARTAMENTO, reciben 10 veces más publicidad que otros departamentos.

Es una estafa mayúscula que se mantiene impune a lo largo del tiempo.

Me animo decirles que en un periodo de cinco años de gobierno, la cifra podría asustar a cualquiera, puedo decirles que hemos tenido períodos que se gastó (Robo) de publicidad oficial, más de 100 millones de dólares.

Siempre sospeché, que gran parte de esa plata volvía a las arcas de los partidos políticos para financiar las millonarias campañas electorales.

No escuchamos a ningún candidato a la presidencia hablar de este tema, y prometer bajar sensiblemente este robo descarado del sistema político profesional.

Desde el año 2015 que hay un proyecto de ley en el parlamento referente a este tema que fuera aprobado hace un año por la Cámara de Diputados, pero aún resta que lo apruebe la Cámara de Senadores.

La cámara de diputados aprobó este martes 10 de julio el proyecto que busca regular la producción, planificación, contratación, distribución y asignación de la Publicidad Oficial. El proyecto surge tras una iniciativa de CAinfo presentada públicamente en 2015 que luego dieron trámite parlamentario los representantes de los partidos Colorado, Frente Amplio, Independiente y Nacional.

El proyecto, que ahora pasa a la cámara de senadores, fue aprobado casi por unanimidad: 73 en 74 diputados.

La iniciativa busca establecer mecanismos claros y transparentes para la Publicidad Oficial, hasta ahora asignada discrecionalmente. A nivel general, todos los diputados valoraron la iniciativa presentada por CAinfo, que dio el puntapié inicial del proyecto.

El artículo 2 del proyecto establece que “la información que transmita la publicidad oficial debe ser veraz, objetiva, clara, transparente, necesaria, oportuna y relevante para aquéllos a quienes se dirige”.

El proyecto establece que la publicidad oficial no podrá utilizar mensajes discriminatorios, ser un subsidio indirecto a los medios de comunicación ni utilizarse para fines propagandísticos de los partidos políticos. Respecto a este último punto, se establece que no se podrá realizar publicidad oficial durante el período electoral.

El principio general para la contratación de la publicidad oficial será la licitación pública. La asignación deberá realizarse bajo resolución fundada del jerarca del organismo.

Además, se establecen mecanismos de transparencia activa tanto para los organismos públicos como para los medios que reciban publicidad oficial, quienes deberán rendir cuentas en sus sitios web.

El proyecto prevé la reserva de un 30% del monto de la publicidad oficial para los medios del interior. Este punto busca superar una iniquidad que se da entre los medios del interior y Montevideo. Según datos manejados por los diputados, actualmente los medios del interior reciben solamente un 5% de la pauta oficial.

A eso le tenemos que sumar, lo que ha pasado en la pandemia, donde aparece un nuevo elemento para dar publicidad a diestra y siniestra sin control ninguno, la Presidencia de la República.

Solo en el año 2020 el presidente dispuso por sí, la nada despreciable cifra de más de 4 millones de dólares de publicidad en los medios de comunicación.

La pandemia y la emergencia sanitaria vino como anillo al dedo para beneficiar a sus amigos periodistas y medios de comunicación.

Sin duda que la publicidad oficial innecesaria y sin el más mínimo rigor profesional, es el gran cáncer de la economía uruguaya.



Fuente