En las relaciones de consumo los débiles están en las dos puntas, porque los productores y consumidores padecen los vaivenes de los mercados, mientras que los intermediarios lo hacen en mucho menor medida.

Frente a este problema hasta ahora insalvable, AEBU Solidario encontró una forma de unir a pequeños granjeros de Canelones con consumidores del área metropolitana. La suya es una fórmula que abarata y además asegura la frescura de las frutas y verduras.

«AEBU Solidario es el equipo de trabajo que —desde marzo de 2020— pone el hombro y las manos a soluciones para crisis alimentaria, económica y social surgida de la pandemia. Este grupo de trabajo está integrado por compañeros dedicados a la atención de la olla solidaria popular que en esa fecha comenzó a funcionar en la sede de AEBU», explicó el consejero central Juan Fernández.

AEBU Solidario trabajaba en el sustento de la olla de AEBU, a la vez que apoyaba a otras de Montevideo y el interior. Por otra parte y en forma paralela —con un ánimo también solidario— la Intendencia de Canelones (IMC) comenzaba a forjar el plan Canelones te Alimenta. Con él se procura unir directamente a consumidores con productores, para que las frutas y verduras lleguen frescas a los hogares al abaratar los costos. «Nos enteramos de la existencia de este plan y de inmediato nos contactamos con la IMC», expresó el consejero. AEBU Solidario tenía en mente la capacidad adquisitiva de la masa de 15 000 afiliados que reúne el sindicato y al mismo tiempo los requerimientos de ingredientes frescos de las ollas con las que colabora.

Cada 10 cajones que se vendan por este sistema los productores de Canelones van a aportar uno más para las ollas de Ciudad Vieja y otras que funcionan en barrios de Montevideo. «Creamos un canal de acceso para nuestros afiliados mediante un enlace en el sitio web de nuestro sindicato. Desarrollada por compañeros del área de Sistemas, se instaló una plataforma web para comprar —con todas las seguridades— las  frutas y verduras que se pueden pagar directamente a los productores mediante transferencias online». Estas transacciones son «cien por ciento seguras y además cien por ciento cristalinas, porque esta operación comercial significa abrirle mercados directos a los productores y a la vez que lleguen productos frescos y de primera calidad y a un excelente precio a los hogares». Los cajones con 14 kilos de frutas y verduras se venderán a 600 pesos, explicó Fernández. Y «el papel de AEBU a través de un enlace en su página web es el de brindar el canal y el soporte administrativo en forma honoraria. No participamos bajo ningún concepto en la ecuación económica», remarcó el dirigente.

Unirse a este emprendimiento solidario es sencillo: se opera desde el sitio de AEBU y los cajones con frutas y verduras pueden retirarse dos veces al mes en el local de AEBU o en otro ubicado en la zona de El Pinar. También pueden ser recibidos dos veces a la semana directamente en los hogares pagando un costo adicional por la entrega.

El sistema que se pone en marcha esta semana tiene un carácter flexible, dado que ofrece dos opciones: un cajón con más verduras que frutas y otro a la inversa con más proporción frutal.



Fuente