Publicado:

El ataque contra el monumento causó muchas reacciones en las redes sociales y se convirtió en tendencia.

Una estatua de la vicepresidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, fue vandalizada y derribada este miércoles en la ciudad de Río Gallegos, provincia de Santa Cruz, y las fuerzas policiales ya detuvieron a un sospechoso de 34 años, presuntamente capturado en estado de ebriedad mientras intentaba dañar otra escultura del expresidente Néstor Kirchner, publicó La Opinión Austral.

El hecho se produjo en el Paseo de los Presidentes de la Democracia, ubicado sobre la Plaza de la República. Los monumentos, inaugurados el 18 de marzo, eran un homenaje para todos los mandatarios elegidos por el voto popular desde el fin de la última dictadura: Alberto Fernández, Mauricio Macri, el matrimonio Kirchner, Fernando de la Rúa, Carlos Menem y Raúl Alfonsín. Según La Nación, además de las imágenes de los líderes peronistas, también fue afectada la escultura de De la Rúa. 

«Si uno lo analiza en frío, esto tiene una connotación política, porque fue Cristina la primera figura que fueron a atacar. Pero acá no se ataca ni una figura ni una gestión, se ataca al sistema democrático», opinó Silvio Escobar, a cargo de las oficinas de Proyectos del Municipio. El funcionario también aseguró que se presentará la denuncia correspondiente. De forma preliminar, la Policía local está intentando determinar si el hombre señalado como el autor actuó solo o si tuvo algún nexo con la política. 

«Cuando se trata de una mujer peronista, son aún más violentos»

El escultor de las obras de arte, Miguel Jerónimo Villalba, lamentó: «No es nada grato, para nada. Siempre puse hincapié en el cuidado porque es un espacio público, le pertenece a los vecinos de la ciudad. Son materiales resistentes que soportan el exterior, pero el vandalismo está siempre presente».

Por su parte, el Gobierno provincial -conducido por Alicia Kirchner- expresó «su más enérgico repudio a los hechos vandálicos y delictivos ocurridos anoche sobre la estatua de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner». Santiago Cafiero, el canciller argentino, también se refirió al incidente: «La derecha ha actuado así históricamente en la Argentina. Y cuando se trata de una mujer peronista, son aún más violentos».

Al darse a conocer la noticia, el asunto causó muchas reacciones en las redes sociales, hasta convertirlo en tendencia. 

Algunos detractores de Kirchner, y conocidos comunicadores, ironizaron la situación

Incluso hubo dirigentes de la oposición que desconfiaron de la veracidad del hecho. Florencia Arietto, miembro de la agrupación macrista Juntos por el Cambio, publicó: «¿No es raro acaso que de repente le pasa de todo a Cristina? Típico de su manual. No les cree nadie, dejen de armar escenarios para victimizarse, 70 % de inflación».

En contrapartida, muchos kirchneristas repudiaron el acto vandálico: «Saben que jamás podrán borrarla de la dimensión simbólica que Cristina Kirchner ha dejado en el corazón del pueblo», escribió una usuaria. 

Por lo pronto, las autoridades de Río Gallegos informaron que las esculturas dañadas serán reparadas y regresadas a su lugar de origen. 

Si te ha parecido interesante, compártelo con tus amigos





Source link