Publicado:

Después de pasar unos cinco años dentro del útero, los celacantos no maduran por completo hasta al menos los 55 años y pueden crecer durante toda su vida.

Los celacantos gigantes, con frecuencia llamados ‘fósiles vivientes‘, habitan los océanos del planeta desde hace más de 400 millones de años. En el pasado, se pensaba que la especie se había extinguido durante el periodo Cretácico, hasta que un ejemplar vivo fue capturado en 1938 en la costa oriental de Sudáfrica.

Ahora, un nuevo estudio realizado en Francia ha concluido que el celacanto puede vivir casi un siglo. Y es más, parece que los celacantos africanos (‘Latimeria chalumnae’) son capaces de crecer durante toda su vida, ya que pasan unos cinco años dentro del útero y no maduran por completo hasta al menos los 55 años de vida, sugiere la investigación, publicada en Current Biology.

Tras analizar bajo luz polarizada las escamas de 27 de estos animales, los científicos concluyeron que el espécimen más antiguo estudiado tenía 84 años.

Descubren 62 nuevos genes en un pez considerado como 'fósil viviente' por sus más de 400 millones de años de antigüedad

«Nuestro hallazgo más importante es que la edad del celacanto se subestimó en cinco veces», señala Kélig Mahé, del Instituto Francés de Investigación para la Explotación del Mar (Ifremer). «Nuestra estimación (…) nos permitió reevaluar el crecimiento corporal del celacanto, que resulta ser uno de los más lentos entre los peces marinos de tamaño similar [los celacantos alcanzan 90 kilos de peso y 2 metros de largo], así como otros rasgos de su historia de vida, lo que demuestra que la historia de vida del celacanto es en realidad la más ‘lenta’ de todos los peces», explica el científico en un comunicado publicado en EurekAlert.

Los investigadores recalcaron la importancia de sus descubrimientos para la conservación y el futuro del celacanto africano, catalogado como en peligro crítico de extinción en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.



Source link