En la noche del pasado martes el Ejecutivo oficializó como nuevo entrenador de la selección uruguaya a Diego Alonso, quien firmará un contrato por los cuatros partidos que restan para culminar la eliminatoria sudamericana.
Por Álvaro Gil

En la medida que Uruguay clasifique al mundial de Catar, el popular «Tornado» seguirá al frente del combinado celeste, pudiendo dirigir por primera vez en una copa del mundo de selecciones.

Como lo manejáramos en nuestra edición del pasado lunes, Alonso trabajará junto a Darío Rodríguez, que será su ayudante de campo, teniendo como preparador físico a Oscar Ortega, quien no se desvinculará del Atlético Madrid.
Ortega llegará al Complejo Uruguay Celeste solamente en las fechas que el combinado compatriota compita oficialmente, contando con la autorización del equipo español.

Cabe destacar también que la votación de los Neutrales fue sumamente reñida, dado que a último momento Diego Aguirre presentó a Fabián Coito como coordinador de las selecciones juveniles, generando dudas en más de un dirigente celeste.
A nuestro juicio lo mejor para Uruguay hubiese sido que llegara Aguirre, ya que junto a «La Fiera» iban a arribar orientadores muy capaces como el Ingeniero Juan Verzeri, y Coito, sumándose a que el ex entrenador de Peñarol se ha caracterizado por sacar buenos resultados deportivos en gran parte de su carrera.

En este momento lo que necesita Uruguay es ganar, dado que debe sumar al menos nueve puntos en los cuatro partidos que restan para cerrarse las clasificatorias, ya que de lo contrario no participará del próximo mundial.

Lo cierto que el orientador oficializado es Alonso, que cuenta con el apoyo de todos los futboleros de este país, pues sería muy perjudicial para nuestro fútbol que Uruguay no concurra a la máxima fiesta del balompié.

Por lo pronto Alonso en la semana entrante mantendrá contactos con Diego Godín, teniendo planificado reunirse también con Luís Suárez, Edison Cavani, Rodrigo Bentancur, y Federico Valverde.



Fuente