Cuando el presidente Lacalle Pou siendo electo, aun antes de asumir, le confirmó a Jorge Larrañaga que sería el Ministro del Interior. Inmediatamente, Larrañaga comenzó a armar el equipo de sus más cercanos colaboradores.

Hoy reveló que un gran amigo, que tuvo altos cargos en el Ministerio del Interior, que lo conocí en Rivera cuando estaba al frente de una investigación de la Dirección Nacional de Inteligencia y en un trabajo excelente, desarticuló la corrupción en la Zona Franca de Rivera.

Fueron más de 50 procesamientos. Es también uno de los pocos policías que es Licenciado en Seguridad en el Uruguay.

Larrañaga sabía de su capacidad y me pidió que lo invitara a una reunión con “El Guapo”.

Esa reunión se hizo, y Larrañaga le ofreció un cargo muy importante en el Ministerio.

Recuerdo que mi amigo Cesar, me llamó al salir del Anexo del Palacio Legislativo y nos reunimos a conversar sobre lo conversado con Larrañaga.

“Mirá Jorge, yo iba con ganas de trabajar, de aportar mi experiencia y conocimientos. Pero, le voy a responder que no, que muchas gracias, pero no voy a aceptar”.

Por supuesto que le pregunté cuáles eran los motivos tan contundentes que lo hacen no aceptar.

“Yo ya estoy veterano para aguantar policías que no son honestos, El Guapo se rodeó muy mal, en el ministerio, los policías honestos conocemos perfectamente a los que no lo son”, y me dijo varios nombres de sus principales colaboradores, pero cuando escuché que Diego Fernández iba a ser el Director Nacional y Mendoza en el INR, ya me di cuenta que no se podía trabajar honestamente en el Ministerio”

Y al día siguiente le dijo a Larrañaga que agradecía el ofrecimiento, pero que no aceptaba, y le explicó contundentemente que estaba muy mal rodeado y su gestión tarde o temprano sería más de lo mismo.

Hoy en el informativo Sarandí, una nueva denuncia que involucra a Diego Fernández.

“El sindicato policial denunciará manipulación de un llamado a concurso para 200 cupos de ingreso a la Policía. Entre las personas que superaron el concurso hay presuntamente al menos una decena de familiares de altos jerarcas policiales que NO concursaron”.

 

También nuestros colegas dijeron que quien había firmado a esos acomodados fue Diego Fernández.

La verdad, mi amigo, tenía razón.

Pobre Guapo, tuvo que aceptar varios personajes que deberían estar muy alejados del ministerio.

Que se los metieron de prepo.

Como Mendoza, que llega de la mano del “Cuqui” Lacalle en forma increíble, luego de haber sido director de cárceles algunos años del Frente Amplio y habiendo sido interpelado por el Partido Nacional por su pésima gestión.

La masonería y su amigo Lacalle Herrera lo impusieron nuevamente.



Fuente