El diputado británico conservador David Amess falleció este viernes como consecuencia de una ataque a puñaladas que sufrió en Southend West, zona que representaba en el condado de Essex, según informó la policía local.

Horas antes, la cadena televisiva Sky News había reportado que Amess, de 69 años de edad, había resultado herido cuando un hombre le propinó varias puñaladas en la Iglesia Metodista Belfairs, donde el diputado atendía, como cada viernes, a los ciudadanos de su circunscripción.

«Llegamos al lugar de los hechos y encontrados a un hombre muerto. Lo atendieron los servicios de emergencia, pero murió en el lugar», escribió la Policía en Twitter, que además anunció que “un hombre de 25 años fue rápidamente detenido por supuesto asesinato después de que los agentes llegasen al lugar y se recuperó un cuchillo».

Muchos políticos británicos condenaron el ataque tras conocerse la noticia. El primer ministro británico, Boris Johnson, también conservador, suspendió una reunión con sus ministros por el hecho.

Tanto conservadores como laboristas, las principales fuerzas políticas británicas, repudiaron el hecho de violencia.

Iain Duncan Smith, antiguo líder del Partido Conservador, expresó en su cuenta de Twitter que el «comportamiento agresivo y violento no puede ser tolerado en política ni en ningún otro aspecto de la vida».

A su vez, una de las principales figuras del opositor Partido Laborista, Keir Starmer, manifestó «horror» y «consternación» por el suceso.



Fuente