eEcuador vota este domingo para elegir a su primera presidenta mujer o al mandatario más joven de la historia en un balotaje que se anticipa reñido y tenso luego del asesinato de un candidato en medio de la arremetida del narco.

La jornada arrancó tranquila y se extenderá para escoger bajo voto obligatorio entre Luisa González, alfil del exmandatario socialista Rafael Correa (2007-2017), y Daniel Noboa, hijo de uno de los hombres más ricos del país. 

Fugaz

«Más que la seguridad es el empleo y la economía» la mayor preocupación, dijo en Quito la farmacéutica Carolina Guerrero, de 44 años. La pobreza ronda el 27% en un país dolarizado, mientras la suma del desempleo y subempleo está en 26%.

El vencedor este domingo gobernará Ecuador por casi 17 meses, hasta terminar el periodo presidencial del derechista Guillermo Lasso, quien disolvió el Congreso y llamó a elecciones anticipadas para esquivar la destitución en un juicio político por corrupción.

Expertos consideran que el nuevo mandato será una suerte de precampaña de cara a la elección por cuatro años en 2025, lo que marcará el estilo del breve periodo.

La violencia política empañó la campaña con los asesinatos de ocho dirigentes.

Fernando Villavicencio, uno de los presidenciables favoritos para la primera vuelta del 20 agosto, fue baleado cuando salía de un mitin en Quito a pocos días de los comicios. Luego, siete de los presos implicados en su crimen fueron asesinados en diferentes cárceles. 

González y Noboa se comprometieron a combatir el crimen y las bandas narco. Entre 2018 y 2022 los homicidios se cuadriplicaron y treparon a 26 por cada 100.000 habitantes. Este año expertos calculan que subirán a 40. 

«Capaz me matan», confesó Noboa en entrevista con la AFP tras su paso al balotaje. 

Bandas vinculadas a carteles mexicanos y colombianos se enfrentan por el negocio de la droga y usan como oficina logística las cárceles, donde han ocurrido cruentas masacres. Desde 2021 más de 460 reclusos han muerto en esos choques.

«Vamos a levantar a este Ecuador (…) que clama a gritos por paz, por seguridad, por empleo, por salud», manifestó González el jueves.

En cuerpo ajeno

Hijo de un magnate bananero, Noboa aspira cumplir el sueño frustrado de su padre de ser presidente. Álvaro Noboa se presentó cinco veces a elecciones sin éxito y en 2006 perdió contra Correa, que desde la sombra ahora es rival de su heredero. 

Reservado y de pocas sonrisas, el joven candidato llegó de puntillas al balotaje siendo casi un desconocido en la política. Muy activo en redes sociales, Noboa propone dinamizar la economía, con facilidades de crédito para pequeñas y medianas empresas. 

Su propuesta más sonada fue la de crear barcos prisiones para aislar a los presos de «los no violentos» y de sus redes criminales. 

De su lado, González simboliza el retorno en cuerpo ajeno de Correa, en el exilio en Bélgica y condenado a ocho años de cárcel por corrupción. Ella asegura que mantendrá su independencia.

Tatuada, deportista, cristiana y defensora de los animales, González plantea un Estado más solidario luego de los gobiernos de derecha que siguieron a su mentor.

En el primer turno Noboa obtuvo el 23% de los votos contra 34% de González.

Sin mayoría absoluta en el Congreso, cualquiera de los candidatos enfrentará dificultades para hacer realidad sus reformas. 

AFP





Source link