Un motín en una cárcel de Guayaquil dejó un saldo de 30 muertos y 50 heridos.

La revuelta inició el martes por la noche debido a un altercado entre dos bandas de personas privadas de libertad.  Se trata del tercer enfrentamiento del año en el sistema carcelario de Ecuador.

En otros dos motines, que tuvieron lugar en los meses de febrero y julio, se registraron 79 y 22 muertes, respectivamente.

Emergencia

Según información que trascendió en la prensa, el enfrentamiento entre las personas privadas de libertad fue por el control del pabellón 5 de ese establecimiento, que pudo neutralizarse recién sobre las 14 horas, con la intervención de 400 efectivos policiales.

En el mencionado modulo se contabilizaron 19 muertos. Cinco víctimas fueron decapitadas, otras presentaban impactos de proyectil y por granadas.

En este último motín resultaron heridos dos policías, que ya se encuentran fuera de peligro, según declaraciones a la prensa del comandante de la Policía, Fausto Buenaño.

Por otro lado, informó que durante el operativo se incautaron un fusil con munición 2.23, una pistola calibre 9 milímetros, armas blancas, teléfonos celulares y drogas.

 

El sistema carcelario fue declarado en emergencia durante el período de gestión del expresidente Lenín Moreno. Actualmente, el presidente Guillermo Lasso asignó 75 millones de dólares para reforzar la seguridad del establecimiento. “He pedido que construyan garitas para poder patrullar con policías desde el exterior durante 24 horas y evitar más amenazas”, le dijo Buenaño a la prensa.

En lo que va del año 160 personas privadas de libertad perdieron la vida durante diferentes amotinamientos.





Fuente