Eduardo Acevedo fue cesado de Defensor Sporting y Leonel Rocco, que volvió luego de una fallida salida al exterior, es el nuevo entrenador violeta.

Acevedo es el rey del humo, se vende muy bien, habla muy bien, participa de los programas deportivos que te dan ganas de contratarlo, pero a la hora de entrenar, no pasa nada.

Algunos se han comido el verso que es un gran motivador, pero la realidad es que todo es marketing, todo es bulla, todo es humo.

Desde la época de jugador también era igual, incluso llegando a la selección por Borras, cuando no podría ni haber pasado por la puerta de la concentración.

Ahora Defensor se fue a la B dirigido por Acevedo, aunque es justo decir que lo agarró al final cuando ya estaba prácticamente condenado al descenso.

Y ahora, trajo viejos jugadores a la institución para el campeonato del ascenso, entre ellos su infaltable sobrino, que lo hace contratar a todos los equipos que dirige, pero no alcanza con su verborragia y por lo tanto, debió dar un paso al costado.



Fuente