Publicado:

Oslo inicialmente encargó solo 20 municiones de este tipo, pero acaba de aumentar su pedido con 580 bombas adicionales. De este modo, el coste del contrato ha saltado de 18,9 millones a 293 millones de dólares.

Noruega comprará a EE.UU. un total de 600 bombas y equipo relacionado para sus cazas F-35 por 293 millones de dólares, ha notificado la Agencia de Cooperación para la Seguridad de la Defensa de EE.UU. este 28 de junio al Congreso. Según la certificación requerida, el Departamento de Estado de EE.UU. ha dado el visto bueno para esta posible venta militar extranjera al Gobierno de Noruega.

Oslo ha aumentado su solicitud inicial de compra de bombas guiadas de pequeño calibre GBU-53/B, del fabricante estadounidense Raytheon, de 20 unidades a 600.

Este tipo de bomba, también conocida como StormBreaker, puede usar un radar de ondas milimétricas, un láser infrarrojo y semiactivo para guiarse hacia el objetivo, e incluso puede operar en modo semiautónomo. Se utiliza desde fines de 2020 y está destinado a ser utilizado por los cazabombarderos F-15 y F/A-18, así como por los F-35, aunque eso requirió una actualización de ‘software’ en estos aviones.

WSJ: EE.UU. busca impulsar la venta de armas al extranjero

Noruega tiene en su flota aérea 37 cazas F-35 de los 52 que ha pedido a EE.UU. Con ello, cada avión puede transportar hasta 24 bombas StormBreaker, 8 dentro de la aeronave y 16 fuera, montadas en las alas.

Además de las bombas en sí, el contrato de la venta prevé la capacitación por parte de militares estadounidenses a los efectivos de la Real Fuerza Aérea de Noruega, así como diversos equipos de soporte y mantenimiento, repuestos, consumibles y accesorios, soporte para reparación, devolución, modificación y mantenimiento.

El mismo día, el Departamento de Estado de EE.UU. ha aprobado una posible venta a Polonia de un modernizado sistema integrado de defensa aérea y antimisiles (IAMD, por sus siglas en inglés) y un sistema integrado de comando de batalla (IBCS, por sus siglas en inglés) por 15.000 millones de dólares. En ambos casos, la Agencia de Cooperación para la Seguridad de la Defensa de EE.UU. indicó que estas ventas de armas «respaldarán las metas de política exterior y los objetivos de seguridad nacional de EE.UU. al mejorar la seguridad de un aliado de la OTAN» y «no alterará el equilibrio militar básico en la región».



Source link