A una semana de que el grupo Hamás diera un ataque sorpresa en Israel, los movimientos de blindados militares y carros de combate han aumentado en los alrededores de Gaza, donde no han cesado los bombardeos israelíes mientras más de un millón de personas han sido llamadas a evacuarse hacia el sur.

El portavoz del ejército israelí, Daniel Agari, expresó en un comunicado que han “atacado cientos de objetivos de Hamás y sus socios de Gaza”. 

En esta línea, aseguró que “todos los responsables son objetivos a matar” y que Hamás desea “heridos” de ese territorio, por lo que insisten en “que los pobladores desciendan hacia el sur del río Gaza”.

El ejército israelí detalló que en el norte liquidó “dos grupos de terroristas que intentaron entrar a Israel desde el Líbano”. “Hemos respondido a disparos de cohetes al Monte Dov, acusamos al Estado del Líbano que son los responsables de lo que haga Hezbollah; responderemos con fuerza”, agregó. 

En portavoz de las Fuerzas Armadas de Israel informó, además, que los israelíes secuestrados tanto por Hamás como por Yihad Islámica son un total de 136 y sus familias están al tanto de la situación. 

Además, el comunicado señala que Estados Unidos “se ha plantado” junto al ejército israelí, que considera que es una alianza “estratégica”. 

“Nosotros estamos esperando que la dirigencia política nos de luz verde para el ataque terrestre”, detalló.

Los movimientos de blindados militares y carros de combate han aumentado en los alrededores de Gaza a la espera de una posible incursión terrestre a gran escala de Israel en el enclave, donde no han cesado los bombardeos israelíes mientras más de un millón de personas han sido llamadas a evacuarse hacia el sur.

La espera de una invasión inminente

A las 16:00 hora local (10:00 en Uruguay) expiró el último ultimátum del Ejército israelí para que los civiles gazatíes huyeran hacia el sur. Así, amenazó con “atacar con toda su fuerza”, avisó Agari.

El llamamiento afecta a 1,1 millones de personas —casi la mitad de la población gazatí—, el mayor desplazamiento humano dentro de la Franja de Gaza. “Estamos desplegados y fuertemente preparados para las próximas etapas de la guerra”, afirmó Agari cuando se cumple una semana de contienda, después de que Israel lograra expulsar a los milicianos de Hamás de su territorio, para pasar a la siguiente fase, con los mayores bombardeos que se han vivido en Gaza.

En tal sentido, según consignó la cuenta Mundo en Conflicto, sobre las 14:30 (hora de Uruguay) se observó movimiento de tropas israelíes en el norte de la Franja. “Según la televisión de Israel, se espera que la invasión a Gaza comience esta noche”, escribió la cuenta de Twitter.

Por otro lado, The Times of Israel informó de que las Fuerzas de Defensas de Israel indicaron que Hamás impide a los civiles evacuar el norte de Gaza.

Israel ha desplegado al menos 35 batallones en la zona fronteriza con la Franja por el norte, preparados para intensificar la ofensiva, y es constante el trajín de tanques, vehículos blindados para el transporte de tropas, excavadoras, camiones cisterna y jeeps artillados.

“Con el apoyo de un amplio esfuerzo logístico y cientos de miles de reservistas reclutados, las tropas se están preparando actualmente para implementar una amplia gama de planes operativos ofensivos, que pueden incluir ataques combinados y coordinados desde el aire, el mar y la tierra”, informó el Ejército en su último comunicado.

En la desierta ciudad de Sderot, la más próxima a Gaza a escasos 3 kilómetros de la valla de separación, reina el silencio, solo interrumpido de vez en cuando por el zumbido de los aviones de combate israelíes que despegan de la base aérea de Nevatim para bombardear la franja.

Las alarmas antiaéreas y las explosiones por intercepciones de cohetes lanzados por las milicias de Gaza han bajado en intensidad en el sur de Israel.

El ultimátum de evacuación a los gazatíes, con plazo hasta las 13:00 GMT (10:00 de Uruguay), fue anunciado a primera hora de la mañana con un mensaje en árabe del portavoz militar Avichay Adraee, en una publicación en la cuenta oficial de las Fuerzas de Defensa israelíes en Twitter. “Si te preocupas por ti mismo y por tus seres queridos, ve al sur según las instrucciones”, indicó Adraee, quien garantizó rutas seguras de evacuación.

Sin embargo, la aviación israelí ha atacado con dureza todo el enclave, incluyendo lugares de la mitad sur donde instó a la población a refugiarse, como Rafah, Jan Yunis y Deir al Balah.

No obstante, Israel —tanto por medio de portavoces del Ejército como de la Oficina del Primer Ministro— ha responsabilizado a Hamás de la muerte de civiles en Gaza y acusan al grupo de impedir el desplazamiento de la población y usarlos como escudos humanos.

Más de 2.200 gazatíes han muerto en una semana de guerra y hay más de 8.700 heridos, en un enclave devastado, con apenas agua y comida, y con los hospitales desbordados, sin electricidad ni medicinas; al borde de su peor crisis humanitaria.

En los intensos bombardeos, el Ejército israelí informó de que mató a dos altos mandos militares de las Brigadas al Qasam, brazo armado de Hamás: Ali Qadhi, comandante de la unidad Nukhba que dirigió el brutal ataque contra Israel de hace una semana —que ha dejado más de 1.300 muertos, la mayoría civiles y al menos 280 uniformados—; y el jefe de la fuerza aérea del grupo, Murad Abu Murad, también implicado en la planificación de la masacre.

Las tropas israelíes ya acometieron este viernes pequeñas incursiones localizadas dentro de Gaza, para “eliminar la amenaza terrorista en el área y localizar rehenes”. Medios israelíes informan de que los soldados hallaron cuerpos de rehenes israelíes, pero el Ejército no lo ha confirmado.

Las milicias palestinas de Gaza tienen allí secuestrados a más de un centenar de personas —126 ya identificadas por Israel— desde su brutal agresión del pasado sábado, 7 de octubre, y al menos 26 han muerto a causa de los bombardeos israelíes, nueve este mismo sábado —cuatro de ellos extranjeros—, según Hamás.

“Israel está en la primera línea de una guerra contra el mal”, afirmó la oficina del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, quien acudió a visitar a las tropas desplegadas en el sur y se reunió con soldados en los kibutz de Beeri y de Kfar Aza, escenarios de las escenas más cruentas y amargas de la matanza cometida por Hamás.

“Prepárense para lo que viene”, les instó Netanyahu, que acto seguido se reunió con todo el aparato de seguridad mientras Israel y Gaza aguardan la siguiente fase de la quinta guerra que les enfrenta desde 2008.

Con información de EFE





Source link