La alimentación tiene un impacto directo en nuestra salud y, por ende, en nuestra longevidad. Los científicos creen que el consumo de ciertos alimentos podría alargar la vida de las personas. Hoy, te contamos más acerca de una de estas comidas milagrosas.

Al estudiar mejor los hábitos de las personas en las llamadas zonas azules del mundo —es decir, las áreas del globo en donde habitan más personas
centenarias—, los científicos han descubierto que la dieta desempeña un importante papel en su longevidad, informa Eat This, Not That! (ETNT),
un portal dedicado a la alimentación saludable.

Los investigadores han encontrado muchas similitudes entre las dietas y los estilos de vida de los residentes de diferentes zonas azules. Un factor observado a menudo fue la ingesta de leguminosas, en particular, de los porotos de variados tipos.

«Después de observar los lugares del mundo donde las personas viven más tiempo, descubrimos que uno de los mejores alimentos que puedes comer
para vivir hasta los 100 años son los porotos», subraya ETNT. De acuerdo con un estudio acerca de la longevidad en las zonas azules, publicado en la revista The American Journal of Lifestyle Medicine, los porotos «son la piedra base de la mayoría de las dietas centenarias».

Es más, los científicos han encontrado que las personas más longevas de las zonas azules comían aproximadamente una taza de porotos al día. Los beneficios proporcionados por los porotos se deben a su composición: son alimentos altamente nutritivos y bajos en grasa. Una única taza de porotos negros, por ejemplo, posee 15 gramos de proteína, 15 gramos de fibra y menos de un gramo de azúcar y grasa.

El consumo regular de fibras está asociado a una vida más larga y saludable y, según una investigación de la Sociedad Gerontológica de Estados
Unidos, puede reducir el riesgo de depresión, hipertensión, diabetes e incluso enfermedades cognitivas.

Los porotos también contienen un poderoso antioxidante llamado polifenol, el cual podría desempeñar un papel en el envejecimiento saludable.
Un estudio publicado en la revista The International Journal of Molecular Sciences reveló que esta sustancia tiene propiedades que ayudan a combatir
las inflamaciones, la diabetes, la obesidad y promueven la salud cardíaca.

Sputnik



Fuente