China, mayor socio comercial de Brasil y principal destino de las exportaciones de carne bovina brasileña, considera que superará en breve la crisis generada por el
embargo que impuso a las importaciones de la proteína del país suramericano que ha generado millonarias pérdidas a los productores, según informó la cancillería
brasileña.

Según la versión, ese compromiso «fue asumido» por el ministro de Negocios Extranjeros de China, Wang Yi, en una conversación telefónica que sostuvo el
jueves con el ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Carlos França. «Los ministros conversaron sobe la apertura y la diversificación de los mercados, incluyendo la retomada de las
exportaciones de carne bovina brasileña. El canciller chino cree que el asunto será resuelto rápidamente», informó el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil en un
mensaje que publicó en su cuenta de Twitter y que reprodujo la agencia de noticias EFE.

Según la cartera de Exteriores, los dos países tenían prevista para este mismo jueves una reunión bilateral para discutir el asunto.

China suspendió las importaciones de carne bovina procedentes de Brasil a comienzos de septiembre, luego de que el ministerio brasileño de Agricultura confirmara el registro de dos casos atípicos de la llamada enfermedad de las vacas locas, uno en el estado de Mato Grosso — que cuenta con el mayor rebaño del país— y otro en el estado de Minas Gerais.



Fuente