Montevideo Portal

La bancada de senadores del Frente Amplio (FA) presentó un proyecto de declaración que la cámara alta condene oficialmente la represión en Colombia y se exhorte al gobierno a hacer lo mismo.

Esta declaración, que pasará a la Comisión de Asuntos Internacionales del Senado, que tratará el tema la semana que viene, surge luego de que en Colombia se registraran diversas manifestaciones contra el gobierno que fueron reprimidas, lo que tuvo como consecuencia que murieran decenas de personas.

El proyecto de declaración que el FA presentó para que sea aprobado por el resto de los senadores, indica lo siguiente: «La Cámara de Senadores de la República Oriental del Uruguay expresa su preocupación por los recientes hechos de violencia ocurridos en el hermano país de Colombia».

En otro tramo del proyecto de declaración, se señala que diversas organizaciones internacionales «han expresado su alarma y malestar ante estos tristes acontecimientos».

El texto propuesto indicaría que el Senado «exhorta al gobierno de Colombia a terminar la represión hacia los manifestantes, a velar por el derecho de los colombianos a expresarse, y a no reprimir sus manifestaciones de desacuerdo con las políticas gubernamentales, más aún cuando lo hacen respetando las normas constitucionales».

«Solicitamos al gobierno del Uruguay la condena de los hechos represivos en el hermano país. El respeto a los derechos humanos y la libre manifestación de las ideas deben ser la base de todo gobierno democrático. Instamos a promover los ámbitos necesarios en la comunidad regional e internacional para garantizar la resolución pacífica de esta situación de urgencia social», concluye la declaración que propusieron los senadores opositores.

El pasado jueves, la Cancillería uruguaya emitió un comunicado en el que expresó su «preocupación ante los graves actos de violencia sucedidos en los últimos días en Colombia».

«El Uruguay hace votos para que la hermana República de Colombia recobre rápidamente los canales de diálogo y paz en el marco del pleno funcionamiento de las instituciones democráticas y de respeto de los derechos humanos», añadía aquella declaración.

Por su parte, un día antes de esa declaración, el FA había emitido una en la que expresó su «rechazo ante la brutal represión y el uso desmedido de la fuerza por parte de las fuerzas armadas y la policía militar para reprimir la manifestación pacífica y legítima del pueblo».

«Nos solidarizamos con las familias de los más de 30 fallecidos, con los heridos y mutilados, y con todo el pueblo de Colombia ante los excesos injustificados del uso de la fuerza que atentan contra las garantías y libertades propias de la democracia y el estado de derecho», agregó el FA en aquella instancia.

Al menos 42 personas han muerto en Colombia en el marco de las protestas contra el gobierno que explotaron el 28 de abril y han sido reprimidas violentamente, desatando una condena internacional por los presuntos abusos policiales.

La Defensoría del Pueblo, que vela por los derechos humanos, informó que hasta ahora murieron 41 civiles y un miembro de la Policía, según consignó la Agencia EFE.

Se trata de las protestas más sangrientas bajo el gobierno de Iván Duque después de las marchas multitudinarias en 2019 y la movilización contra la brutalidad policial en 2020.

Montevideo Portal





Source link