Publicado:

Al hincha, de 43 años de edad, lo capturaron las autoridades brasileñas durante un partido de fútbol de la Copa Libertadores.

Leonardo Ponzo, un fanático argentino del equipo de fútbol Boca Juniors que fue detenido en la víspera durante un partido en Brasil por haber realizado presuntos gestos racistas, habría sido dejado en libertad bajo fianza, tras pagar este miércoles una multa cercana a los 600 dólares.

Aunque de momento ni la policía brasileña ni las autoridades argentinas han confirmado la liberación de Ponzo, el medio local Folha de Sao Paulo informó que el fanático, de 43 años de edad, habría logrado pagar la fianza de 3.000 reales tras recibir el apoyo de funcionarios del consulado de su país mientras se encontraba detenido.

Ponzo fue detenido durante el entretiempo del partido de la Copa Libertadores entre Boca Juniors y Corinthians, realizado en el estadio Neo Química Arena de Sao Paulo, luego de que fuera grabado en video por los hinchas brasileños mientras gesticulaba y brincaba a la manera de un mono, en aparente alusión al equipo rival.

Las grabaciones fueron revisadas por el equipo de seguridad del estadio, que detectaron a Ponzo a través de sus cámaras y procedieron a sacarlo del recinto deportivo para llevarlo detenido al Juzgado Penal Especial (Jecrim), donde fue acusado de proferir insultos racistas, un delito que en Brasil es penado con hasta tres años de prisión.

Tras los hechos, el Corinthians deploró los «los actos de racismo y discriminación» y agradeció a la Policía Militar por el apoyo prestado. «Este hecho no hace más que reforzar la importancia de nuestra lucha por un fútbol sin odio», dijo el equipo brasileño. En respuesta, el club Boca Juniors manifestó también «su absoluto repudio», calificó la acción de Ponzo como xenófoba y se comprometió a tomar medidas y posibles sanciones para este caso.

Robson de Oliveira, presidente de la Comisión de Igualdad Racial en Sao Paulo, dijo a Folha que «los delitos de racismo son imponibles e imprescriptibles» y, por lo tanto, el Supremo Tribunal Federal de Brasil no ha debido permitir la libertad bajo fianza del fanático.

"El racismo mata": Francia Márquez habla sobre llamada que le hicieron preguntando por 'King Kong'

Esta es la segunda vez en dos semanas que surgen conductas racistas durante partidos de fútbol entre equipos de Brasil y Argentina.

El pasado 13 de abril, un hincha del club River Plate fue filmado mientras lanzaba un plátano a los seguidores del Fortaleza en un partido de la Copa Libertadores disputado en Buenos Aires. Como medida, el club argentino suspendió al fanático y se comprometió a impedirle el ingreso al Estadio Monumental de Núñez.





Source link