Publicado:

La medida de ‘protesta’ responde a la administración del presidente Joe Biden, que ha anunciado la intención de restaurar el derecho legal a solicitar asilo de los migrantes.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, anunció el miércoles que fletará autobuses para transportar a los migrantes en situación administrativa irregular que atraviesen la frontera sur del país hasta Washington D.C.

Abbott, que calificó a las personas migrantes de «hordas» y de «ilegales», dijo en una conferencia de prensa que Texas proporcionará autobuses chárter para enviarlos a Washington D.C.

«Los estamos enviando al Capitolio de los EE.UU., donde la administración de Biden podrá abordar de manera más inmediata las necesidades de las personas a las que están permitiendo cruzar nuestra frontera«, reveló.

Así, según un comunicado publicado por la oficina del gobernador, el plan incluiría el «flete de autobuses y vuelos para transportar a los inmigrantes que han sido procesados y liberados de la custodia federal a Washington, D.C.».

Además, se informó que el Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS) y el Departamento Militar de Texas (TMD) «están preparando bloqueos de botes adicionales, desplegando alambre de púas en cruces de aguas bajas y áreas de alto tráfico, e instalando bloqueos de contenedores para detener el flujo de cruces ilegales». Asimismo, se reforzarán las inspecciones de seguridad de vehículos que crucen los puertos de entrada internacionales a Texas, según consta en el comunicado.

«Las políticas de fronteras abiertas de la Administración Biden han allanado el camino para que cárteles peligrosos y drogas mortales ingresen a los EE.UU., y esta crisis solo empeorará si se pone fin a las expulsiones del Título 42«, dijo Abbot sobre la política puesta en marcha en 2020, durante la administración de Donald Trump.

Una nueva caravana de migrantes partirá desde el sur de México en medio de rumores de que EE.UU. eliminará polémica medida de expulsión de Trump

Concebido como una orden de salud pública, el Título 42 ha permitido a las autoridades estadounidenses deportar a los migrantes irregulares a México y otros países cuando eran detenidos por las patrullas fronterizas, sin permitirles ejercer su derecho a solicitar asilo o ser oídos por un juez.

Traslados voluntarios versus secuestros

La respuesta ha llegado de boca del asesor principal de políticas del Consejo de Inmigración Estadounidense no partidista, Aaron Reichlin-Melnick, quien advirtió que si algún migrante es transportado en contra de su voluntad se estaría produciendo una violación de la ley federal.

«Si el gobernador [Abbott] quiere ofrecer autobuses chárter para que los inmigrantes se reúnan con sus familias en el área metropolitana de D.C. mientras pasan por el proceso de asilo, creo que muchos estarían encantados de aceptar esa oferta», argumentó Reichlin-Melnick, que agregó: «D.C. es una comunidad inmigrante vibrante y muchas de nuestras organizaciones locales sin fines de lucro estarían más que dispuestas a colaborar y ayudar con una oferta tan generosa», en declaraciones a Insider.

Sin embargo, el portavoz el Consejo de Inmigración matizó: «Por otro lado, si está sugiriendo que los migrantes podrían ser forzados a subir a autobuses y llevados a D.C. en contra de su voluntad, eso suena peligrosamente cercano a un delito federal de secuestro«.





Source link