Naciones Unidas, 3 may. El matrimonio infantil tardará 300 años en erradicarse en el mundo si no se revierte el ritmo actual, advierte en un informe publicado hoy la agencia de la ONU para la infancia (UNICEF), que sitúa el mayor desafío en los países del África subsahariana.

La eliminación de matrimonio infantil en el horizonte de 2030 figura entre los Objetivos del Milenio, pero Unicef advierte de que solo algunas regiones -principalmente las asiáticas- están mostrando progresos, mientras que el oeste y centro de África, así como Latinoamérica, se mantienen casi estancadas en este aspecto en los últimos 25 años.

Hay 640 millones de mujeres en el mundo que fueron casadas siendo menores, en uniones formales o informales, una cifra que se ha obtenido tomando como muestra las mujeres casadas que hoy tienen entre 20 y 24 años: de ellas, un tercio están solo en India, y un segundo tercio incluye principalmente a otros países asiáticos (China, Bangladesh, Indonesia, Pakistán), Latinoamérica (Brasil y México) y África (Nigeria y Egipto).

Pero es precisamente en el sur de Asia donde el fenómeno ha retrocedido en mayor medida en los últimos años: en solo una década, la posibilidad de que una mujer se case siendo niña cayó del 46 al 26 % de casos; también en Oriente Medio se ha observado un descenso del fenómeno.

ÁFRICA SUBSAHARIANA: UNA DE CADA TRES NIÑAS SE CASA SIN SER MAYOR DE EDAD

En el lado contrario se sitúa el África subsahariana, donde una de cada tres niñas se casa antes de los 18 años y donde se encuentran 7 de los 10 países del mundo con mayor prevalencia de matrimonio temprano sobre la población total; en esa región, la evolución en los últimos 25 años ha sido casi nula.

«Hace 25 años, el África subsahariana suponía el 15 % de las niñas novias en todo el mundo; de las registradas actualmente, el porcentaje ya ha subido al 35 %, y si continúa el ritmo de la última década, en 2030 ya habrá subido al 41 %», advierte el informe.

No parece casual que sea también África donde se registrará la mitad del crecimiento de la población mundial de aquí a 2050, un periodo en el que grandes partes de Europa y China verán sus poblaciones casi estancadas.

Tomando en cuenta la diferencia de clase, se observa que entre los quintiles (las quintas partes) más ricos, el matrimonio infantil ha descendido en todo el mundo en el último cuarto de siglo, mientras que en el quintil más pobre, África y Lationamérica han registrado aumentos de este fenómeno.

El informe deja claro que el matrimonio temprano «es una práctica que tiene impacto sobre toda una vida: el casamiento temprano acorta la educación de una niñas, ahoga sus oportunidades y la aísla en el contexto de una relación adulta en la que ya no podrá reclamar sus derechos», recuerda.

Sin embargo, lamenta que esta «evidente violación del derecho de un niño es visto por muchas familias como una medida de protección para las niñas, a las que se provee (con el casamiento) protección financiera, social y física», lo que explica la prevalencia del fenómeno pese a las repetidas campañas por su erradicación. EFE

fjo/jfu





Fuente