Publicado:

El secretario de Defensa de EE.UU. subrayó que está comprometido a «cuidar» de las personas y «garantizar la preparación y la resiliencia» de las Fuerzas Armadas del país.

El secretario de Defensa de EE.UU., Lloyd Austin, declaró este viernes que el Pentágono está trabajando para garantizar que los miembros de las fuerzas armadas, sus familias y los empleados civiles sigan teniendo acceso a la «atención sanitaria reproductiva» tras la decisión de la Corte Suprema estadounidense de revocar el derecho constitucional al aborto.

Bill Gates y George Soros, entre los multimillonarios que condenan el fallo que revoca el derecho al aborto en EE.UU.

«Nada es más importante para mí o para este departamento que la salud y el bienestar de nuestros miembros del servicio, la fuerza de trabajo civil y las familias del Departamento de Defensa», señaló Austin, quien subrayó que está comprometido a «cuidar» de las personas y «garantizar la preparación y la resiliencia» de las Fuerzas Armadas de EE.UU.

«El Departamento está examinando de cerca esta decisión y evaluando nuestras políticas para garantizar que seguimos proporcionando un acceso sin fisuras a la atención sanitaria reproductiva, según lo permitido por la ley federal», concluyó.

La decisión de anular la vigencia del caso Roe contra Wade de 1973 podría conducir a la prohibición del aborto en aproximadamente la mitad de los estados de la nación. 

En 13 estados de EE.UU., principalmente en el sur y el Medio Oeste, ya existen leyes que prohíben el aborto en caso de anulación del histórico fallo. Varios estados prohíben el aborto totalmente o después de las seis semanas de gestación, antes de que muchas mujeres se enteren de que están embarazadas.



Source link