Luego de perder 200.000 suscriptores y que sus acciones caigan un 25% en la bolsa, Netflix está analizando ofrecer planes más económicos a cambio de mostrar publicidad, algo impensado hasta ahora.

«Aquellos que han seguido a Netflix saben que estoy en contra de la complejidad de los anuncios y que soy un gran fan de la simplicidad de la suscripción. Pero, por muy fan que sea de eso, soy un fan aún mayor de dar opciones al consumidor», adelantó Reed Hastings, director ejecutivo de la plataforma de streaming.

«Ofrecer lo que quieren a consumidores a los que les gustaría un precio más bajo y que son tolerantes a los anuncios tiene mucho sentido. Así que es algo que estamos mirando ahora e intentaremos resolver en el próximo año o dos años. Estamos abiertos a ofrecer precios aún más bajos con anuncios como una opción a los consumidores», agregó, según publica Deadline.

Por el momento, la compañía no ha ofrecido muchos más detalles sobre estos nuevos planes, aunque todo parece indicar que Netflix no sería necesariamente la encargada de gestionar los anuncios.

«Podemos ser directamente una plataforma y dejar que otra gente haga toda la gestión sofisticada de los anuncios e integrar todos los datos de la gente. Podemos quedarnos fuera de esto y centrarnos en nuestros suscriptores», explicó Hastings.

Netflix perdió 200.000 suscriptores durante el primer trimestre de 2022, periodo en el que obtuvo unos beneficios netos de 1.597 millones de dólares por debajo de los 1.706 que había logrado durante los tres primeros meses del año anterior. Netflix también prevé una pérdida de otros dos millones de suscriptores en el trimestre de abril a junio.

El nuevo plan tarifario de la compañía se da luego de repetidos intentos de la plataforma por impedir a los usuarios compartir sus cuentas. En Chile, Costa Rica y Perú aplica un cobro adicional para permitir a sus suscriptores agregar a un miembro extra al mismo plan.

En su momento, Netflix defendió en un comunicado haber siempre articulado herramientas para que varios usuarios usen una misma cuenta mediante la diferenciación de perfiles y otros recursos. Sin embargo, parte del requerimiento es que esos usuarios vivan en el mismo domicilio para garantizar su esquema de negocios.

Además, el 7 de marzo la plataforma suspendió sus actividades en Rusia debido a la operación militar rusa en Ucrania. Esto motivó a un grupo de usuarios rusos a presentar una demanda colectiva ante un tribunal moscovita, en la cual exigen a la plataforma de series y películas que pague 60 millones de rublos —alrededor de 760.000 dólares en cambio actual— por su salida del mercado ruso.



Fuente