Publicado:

Aleksandar Vucic aseguró que tomará la decisión «en beneficio de Serbia y sus ciudadanos» y no en intereses de las embajadas occidentales y orientales.

El presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, prometió este sábado que aclarará a principios de mayo la postura del país sobre sancionar o no a Rusia por su operativo militar en Ucrania.

El mandatario, que se negó rotundamente a imponer medidas restrictivas contra Moscú, pero está siendo presionado por EE.UU. y la Unión Europea para cambiar de postura, aseguró que su decisión se guiará por los intereses de Serbia y no de las embajadas occidentales y orientales.

«Tomaré decisiones de acuerdo con los intereses de Serbia. Aunque esté solo en el mundo, he sido elegido y por ello tomaré decisiones durante estos cinco años, en beneficio de Serbia y sus ciudadanos», aseguró.

«Hablaré de eso [las sanciones] el 6 de mayo, Serbia ha sacado sus conclusiones, no tengo fuerza para distraerme por las declaraciones diarias de algunos políticos y otros», afirmó Vucic ante los periodistas durante la exposición militar Escudo 2022, celebrada en la base aérea de Batajnica, cerca de la capital de Belgrado.

El presidente de Serbia defiende su decisión de no sancionar a Rusia en medio de "la hipocresía patológica" reinante en el mundo

Presión de la UE y EE.UU.

Anteriormente, Vucic reiteró que, aunque Serbia votó a favor de la suspensión de Rusia del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, lo hizo por presión de la Unión Europea e inicialmente planeaba abstenerse. De lo contrario, la UE amenazó con imponer sanciones energéticas contra Belgrado que depende en gran medida de las importaciones rusas.

El apoyo de Serbia en el seno de la ONU provocó el rechazo entre algunos de los ciudadanos. El 15 de abril centenares de personas salieron a las calles de Belgrado para manifestarse bajo el lema «No en mi nombre». 

Por su parte, EE.UU. también intentó convencer al presidente serbio sobre la necesidad de introducir las sanciones contra Moscú. Así, una delegación bipartidista de tres congresistas norteamericanos visitó el país eslavo a mediados de abril, poco después de que Vucic volviera a ganar las presidenciales. 

«Entendemos que Serbia tiene una larga historia cultural y económica con Rusia. Pero este es un momento en el que existe un gran riesgo si nosotros, como comunidad democrática, no enviamos un mensaje unido sobre las consecuencias del comportamiento de Rusia en Ucrania», sostuvo el senador demócrata Chris Murphy, citado por AP.  «Y nuestra esperanza es que podamos estar junto a Serbia en las próximas semanas y meses para enviar ese claro mensaje a Rusia», agregó.



Source link