Sin duda que el Inspector Luis Mendoza en la interpelación que le hiciera el Ministro del Interior Luis Alberto Heber batió un record mundial.

Hace años atrás, el Senador Luis Alberto Heber interpelaba a quién era Ministro del Interior del Frente Amplio Eduardo Bonomi.

En esa interpelación, detrás de Bonomi y Vázquez, estaba Luis Mendoza, era el Director de Cárceles.

El miembro interpelante Luis Alberto Heber decía en esa ocasión, que la cárcel que dirigía Mendoza era una “Universidad del Delito”, ya que explicaba que la gestión era tan mala, que los delincuentes se perfeccionaban dentro de la calle y salían siendo más delincuente.

Lo curioso, y donde nosotros creemos que es el verdadero record de Mendoza, hace 48 horas, Heber siendo Ministro del Interior interpelado por el Frente Amplio, y lo poco creíble, que detrás de Heber estaba sentado Luis Mendoza como Director de la INR.

Hay una contrariedad mayúscula, que solo se puede justificar por el rumor que está dando vueltas.

Parece que el que mandó a poner de nuevo a Mendoza a pesar de su espantosa gestión en el Frente Amplio, ha sido Luis Lacalle Herrera. Dicen que El “Cuqui” lo banca a Mendoza y se lo impuso a su hijo hoy presidente.

Además, recordemos, que Mendoza ha sido denunciado penalmente acusado de cobrar muchísimo dinero a modo de coimas, que aun a pesar que han pasado 8 meses, el silencio de la fiscal de Rivera, donde fue radicada la denuncia, es total.

Imaginamos que si fuera mentira, o los documentos falsos presentados por el denunciante, ya se habría hecho público, sin embargo, no pasa nada, el silencio es total.

En síntesis, Mendoza es inamovible, hay algún secreto que lo deja muy firme a pesar de la peor gestión carcelaria de la historia.

Acusado de coimero, de intransigente, de maltratar mujeres funcionarias; parecería que sabe algo que no se puede saber.

“Me lo puso Luis” me dijo Larrañaga con otras dos personas sentados en la mesa del Quincho de El Bocón, refiriéndose a Luis Mendoza, cuando aún no había “El Guapo” asumido como Ministro, pero ya se sabía que iba a ocupar ese cargo.

Los políticos profesionales gozan de muchísima impunidad, y mientras esto siga ocurriendo, pasarán estas cosas que realmente son para el record de Guinnes.



Fuente