Al renunciar Danilo Astori, asumió en forma definitiva el diputado electo Juan Carlos Mahía del Frente Amplio (en la foto).

Buen tipo, agradable, negociador, conciliador, amigo de todos de su partido y de los otros.

Sin embargo, es de los legisladores que más ha viajado el pedo por el mundo.

No le quedó país para visitar con todos los gastos pagos por el pueblo uruguayo.

Tanto que hablaron de austeridad la izquierda criticando a los partidos tradicionales, resulta que durante sus 15 años de gobierno y ahora incluso con este gobierno multicolor, Mahía ha viajado múltiples de veces.

Todos viajes que no han dejado un solo peso para Uruguay y se comió gran parte de sus viáticos otorgados.

¿Saben algo?

A los viajeros les pagan el pasaje y la estadía, y además viáticos para que no les falte nada.

Y los viáticos no tienen obligación de devolver lo que les sobra.

Tampoco deben rendir cuentas, es decir, se llevan la guita y todo lo que les sobra se lo meten en sus bolsillos.

¿Todo muy parecido a un robo verdad?

Recordamos un viaje hace bastante poco realizado por Mahía junto a Gandini y Amarilla, ambos del Partido Nacional que se fueron en enero a China.

Algo insólito e inédito porque se fueron a reunir con tres parlamentarios chinos y mejorar el relacionamiento de los parlamentos uruguayo y chino.

¿No les da un poco de vergüenza?

Y como siempre les digo:

Todo con la guita nuestra, la suya y la mía.

Despilfarros, Abusos de funciones, Tráficos de influencias.

Pero son grandes señores, viven de privilegio en privilegio y se cagan de risa de todos nosotros.



Fuente