El plantel de Tacuarembó seguirá entrenando en grupos reducidos, pues el gobierno extendió las medidas sanitarias hasta el 23 de mayo, llevando
a que todos los equipos de la divisional C continúen sin poder trabajar en forma conjunta.

Con esta resolución gubernamental el campeonato podría arrancar a mediados de julio, dado que los organizadores pretenden otorgarles a los clubes cuarenta y cinco días de preparación.

En otro orden el principal de la Sociedad Anónima Deportiva que comandará al elenco rojo y blanco, Julio Sierra, envió a nuestra ciudad a Santiago Espino, que es un volante izquierdo que no será tenido en cuenta en Boston River.

Espino llega a préstamo hasta fin de año, teniendo la intención de tener minutos en la entidad tacuaremboense, ya que su objetivo es regresar al equipo de Simón Bolívar.

A su vez Sierra sigue trabajando en el arribo de un volante central rápido, que aún no ha sido contratado.

Por otra parte la dirigencia roja y blanca ya pactó dos partidos amistosos con Salto, que seguramente se desarrollarán a fines de junio, siempre y cuando bajen los casos de covid-19 en ambas ciudades.

El primer cotejo se realizaría en el estadio Raúl Goyenola, disputándose la revancha en el estadio Juan Vispo Mari.

Cabe destacar también que la comisión lanzó a la venta productos de souvenirs del club, que pueden obtenerse enviando un mensaje a las redes sociales de la institución o en su defecto en la sede social de la esquina de Avenida Oliver y Coronel Escayola.



Fuente