Por ahí tengo una foto en la estancia de Anchorena, cuando el gobierno de José Mujica, donde se ven todos los intendentes con el presidente.

Allí sellaron un acuerdo para terminar con la guerra de las patentes.

Lo dije en su momento, y lo vuelvo a reiterar, NO SE DEBE COBRAR MÁS PATENTE.

Los países más civilizados del primer mundo, hace por lo menos 30 años que dejaron de cobrar este tributo, y lo cargan en el precio del combustible.

Aquí no hubo voluntad para acordar, no se encontraron los caminos, y se buscó una solución incompleta.

Hoy, las intendencias cargan con una morosidad espantosa, y deben buscar estímulos especiales para que el usuario se vea tentado de pagar lo que debe.

Con el impuesto en los combustibles, se elimina el 100% de la morosidad, y los que hoy son morosos, hubieran pago, ya que al cargar combustible, está pagando el tributo de patente.

Es además mucho más democrático, ya que el que más transita más paga, el que menos anda, menos paga y el que no anda NO PAGA.

Hoy tienes tu auto en el garaje sin andar todo un año, igualmente debes pagar la patente rigurosamente.

De acuerdo a los cálculos que hemos realizado el aumento del precio por litro de combustibles no sería nada extraordinario, y que se logre recaudar lo que actualmente cada comuna recibe.

Cualquier usuario que tiene un auto, moto, camión u ómnibus que recibe las dos noticias, seguramente se alegrará.

 

1.- Aumentarán los combustibles 5 pesos el litro.

2.- Se anula el pago de patente para siempre.

 

Se puede lograr, solo es voluntad política y una inteligente investigación para encontrar el camino.



Fuente