De acuerdo al Índice Big Mac que elabora la publicación The Economist, el peso uruguayo se ubica como la tercera moneda más sobrevaluada del mundo, apenas por detrás del franco suizo y la corona noruega.

De acuerdo a los datos publicados el 3 de agosto, una Big Mac cuesta $259 en nuestro país y U$S5, 58 en los Estados Unidos, lo que implica una tasa de cambio de 46,42.

La diferencia entre este valor y la actual tasa de cambio es de 37,77, lo que sugiere que el peso uruguayo está sobrevaluado en 22,9%.

Es decir que el dólar en Uruguay debería costar 46 pesos uruguayos, y si fuera eso, la inflación superaría en varios puntos el 10% anual.

Actualmente la inflación en Uruguay con un dólar planchado es de 7,7% anual.

Tarde o temprano, se va a tener que corregir esta maniobra financiera que algunos ministros de economía realizan para engañar y engañarse en cuanto a los macro números de la economía.

Esta misma trampa utilizó permanentemente el Frente Amplio, siendo Danilo Astori su cara visible.



Fuente