Desde la invasión rusa de Ucrania, que ha hecho subir los precios internacionales del petróleo y otras materias primas, el costo de la gasolina es un tema de debate en todo el mundo. Como los impuestos suponen una gran parte del precio de venta que el público paga para cargar combustible, los países que menos gravan la gasolina continúan teniendo los precios más bajos. Un ejemplo de ello es Estados Unidos.
Con un precio promedio de unos US$ 1,21 por litro, los estadounidenses siguen pagando mucho menos por llenar el tanque de su automóvil que los habitantes de muchos países industriali-zados. En Estados Unidos, la gasolina cuesta incluso menos que en algunas economías emergentes con una industria automotriz fuerte y que producen petróleo, como Brasil, Sudáfrica o Turquía. Según el sitio web Global Petrol Prices, estas naciones pagan entre US$ 1,34 y US$ 1,43 por un litro de gasolina de 95 octanos (Súper 95).

Europa tiene algunos de los precios de la gasolina más altos del mundo. La mayor parte de Europa Occidental pagaba más de US$ 1,60 por un litro de gasolina el 2 de mayo de 2022.
Algunos de los precios más altos se encuentran en Islandia, Finlandia, Grecia, Dinamarca y Noruega. Noruega es un caso atípico entre los países productores de petróleo, ya que grava la gasolina con un recargo. El país basa gran parte de su riqueza en el petróleo, pero lleva muchos años aplicando un plan para independizar su economía de los combustibles fósiles.

Otras naciones productoras de petróleo optan por el camino contrario, ofreciendo gasolina a sus ciudadanos a un precio menor que el del agua embotellada.

Los ejemplos más drásticos son Venezuela, Libia e Irán, donde cuesta un par de céntimos de dólar por litro. Entre las regiones del mundo con la gasolina más barata se encuentran el norte de África y Medio Oriente, así como Asia Central y Rusia.

En Argelia, por ejemplo, la gasolina sólo cuesta alrededor de US$ 0,32 por litro, mientras que en Rusia el precio ronda los 73 centavos.

El litro de gasolina más caro incluido en el ranking se vende en Hong Kong a US$ 2,87, lo que hace que llenar el tanque de un vehículo pequeño supere los US$ 100.

En tanto, en Uruguay tras el último ajuste (+1,9% o $ 1,5) que resolvió el Poder Ejecutivo para mayo, el litro de la nafta Súper 95 pasó a costar al público $ 79,38 por litro.

Eso equivale a US$ 1,90, lo que deja a Uruguay dentro de la franja de países donde esta gasolina es más cara a nivel global.

Los precios en el mercado interno se han venido ajustando por debajo de lo que indicaba la referencia internacional, hoy están desalineados respecto al precio teórico de referencia del PPI. Tomando en cuenta las cifras actualizadas del último reporte técnico, si se hubiera aplicado la regla de PPI en su totalidad y corregido el desfasaje existente, el precio de las naftas debería haber tenido una variación al alza de $ 3,03 (+3,9%) por litro. En tanto, para el caso del gasoil, debería haber subido $ 10,91 por litro (+18,5%).
Desde enero de 2021 y hasta la fecha, el precio de la nafta Súper 95 se incrementó 36% por litro mientras que el gasoil 50-S lo hizo 53,4%. En ese período, el precio promedio del petróleo se encareció 92%, al pasar de US$ 55 en enero 2021 a US$ 106 por barril en el promedio de abril de este año.

El Observador



Fuente