Publicado:

El insecto tiene una especie aparentada que hoy en día habita en el norte y el este de Europa, algo que indica que su hábitat no ha cambiado mucho, según los investigadores.

Paleobiólogos rusos encontraron dentro de un trozo de ámbar báltico los restos fósiles de un insecto previamente desconocido que vivió en Europa hace aproximadamente 40 millones de años.

Los expertos de la Universidad Federal Báltica I. Kant, con sede en Kaliningrado, identificaron el ejemplar preservado dentro de la resina fosilizada como perteneciente al género ‘Zavaljus’ de los coleópteros. Hasta ahora solo se conocía una especie viviente de este género y, por lo tanto, el hallazgo amplía hasta dos la variedad de las especies aparentadas, según un comunicado difundido este martes.

Descubren la primera evidencia fósil de una forma casi inexistente de crecimiento en un cono de pino de 40 millones de años envuelto en ámbar

El aspecto físico de ambos escarabajos tiene pocas diferencias, algo que puede ser clave para entender qué cambios ha experimentado su hábitat.

«Si estos escarabajos prácticamente no han cambiado de apariencia después de todo, entonces su estilo de vida habrá sido relativamente estable», comentó el investigador principal del Museo de Ámbar de Kaliningrado, Vitali Alexéyev. «Esto puede ayudar significativamente a comprender la situación paleoecológica de hace 40 millones de años», añadió.

El pariente viviente de este ejemplar fósil es un insecto resistente al frío y extremadamente raro del norte y el este de Europa. El territorio que habita no ha cambiado mucho desde el Eoceno (la época de las primeras glaciaciones), lo que también es de interés científico, según este experto.



Source link