Publicado:

Jürgen Conings, que anteriormente había estado en la lista del Órgano de Coordinación para el Análisis de la Amenaza en materia de terrorismo y extremismo, desapareció el pasado 17 de mayo en un parque nacional de la provincia de Limburgo.

Jürgen Conings, militar belga de extrema derecha sospechoso de terrorismo, fue encontrado muerto este domingo en Dilserbos, zona boscosa del Parque Nacional Hoge Kempen, en la provincia de Limburgo, donde desapareció el pasado 17 de mayo.

El cuerpo del hombre, quien había amenazado con una acción violenta a las autoridades y virólogos del país, fue hallado por Johan Tollenaere, alcalde del municipio de Maaseik. «Durante mi paseo en bicicleta por un tramo por el que pasan pocas personas, sentí un fuerte olor corporal», explicó a VRT NWS. «Pensé inmediatamente en Jürgen Conings y avisé a la Policía. Descubrieron el cuerpo», agregó.

Por su parte, la Fiscalía Federal anunció que, según las primeras conclusiones, el fallecido es Conings, de 46 años. «La causa probable de la muerte, según los primeros resultados de la investigación, sería el suicidio. Sin embargo, esto aún no ha sido confirmado por la investigación médico-legal», detalló en un comunicado.

«Me han entrenado para convertirme en quien soy»

Las autoridades de Bélgica seguían buscando al hombre, que anteriormente había estado en la lista del Órgano de Coordinación para el Análisis de la Amenaza en materia de terrorismo y extremismo, durante más de un mes. El soldado desaparecido estaba fuertemente armado, con uno o más lanzacohetes, un subfusil, una pistola y también disponía de un chaleco antibalas. Presuntamente sacó las armas pesadas del cuartel con la excusa de que iba a realizar un ejercicio de tiro. 

Militar fuertemente armado amenaza al Gobierno, al Ejército y a un virólogo en Bélgica, desaparece en un parque y desata una persecución a lo 'Rambo'

Además, Conings dejó tres cartas de despedida en las que amenazó al Gobierno, al Ejército y a los virólogos del país con una acción violenta. En una de ellas explicó que no podía soportar más que los políticos y expertos en virología determinaran su vida, mientras en otra nota, dirigida a los militares habría escrito: «Me han entrenado para convertirme en quien soy, ahora voy a usar eso contra ustedes«.

Por ello, Marc Van Ranst, asesor de las autoridades de Bélgica para la pandemia de coronavirus, y su familia, fueron trasladados por precaución, y la ministra de Defensa, Ludivine Dedonder, también recibió protección extra. 

«Mis pensamientos están con los familiares e hijos de Jürgen Conings. Para ellos es una noticia muy triste, porque pierden un padre, un familiar o un amigo», compartió el virólogo en su cuenta de Twitter tras conocer la noticia.





Source link