Montevideo Portal

La Fiscalía de San Carlos de 2do. Turno, a cargo del fiscal Jorge Vaz, imputó este miércoles al coordinador de la Jefatura de Policía de Maldonado por abuso de funciones, faena clandestina, omisión de los deberes del cargo, revelación de secreto y omisión en denunciar delitos, según informó la Fiscalía a través de su cuenta de Twitter.

La Fiscalía propuso la prisión preventiva como medida cautelar mientras continúa la investigación, pero finalmente el juez otorgó 90 días de prisión domiciliaria. La resolución, según la Fiscalía, fue apelada por el fiscal Vaz.

El funcionario es el tercero al mando de la Jefatura de Policía de ese departamento. Además, había otro policía detenido que tenía el rango de sargento en la Escuela Departamental de Policía, pero hasta el momento no se informó sobre su caso. También fue indagado un abogado, que es representado legalmente por Jorge Barrera.

Luego de conocida la noticia, el fiscal del caso brindó una rueda de prensa donde explicó que apeló a la decisión del juez porque, si bien el magistrado «dictó una resolución fundada», la Fiscalía no estuvo de acuerdo con los argumentos de esta.

Asimismo, el corresponsal en el este de Telemundo, Celso Cuadro, participó de la audiencia e informó que la Fiscalía contó con un testigo protegido que aseguró que esta tercera autoridad de la Policía en Maldonado filtraba información de diferente tipo. Según contó el periodista, en la audiencia se nombró al ministro de Turismo, Germán Cardoso, quien presuntamente tenía «buena relación» con este comisario.

Incluso, el reportero detalló que tenían contacto para averiguar «cosas menores». Por ejemplo, contó que hubo una conversación para averiguar información de una camioneta incautada y el ministro quería hacer los trámites para que quede en el Ministerio de Turismo. En un principio, esto no configuraría un delito del ministro, según informó el propio Vaz.

El propio Cardoso dialogó posteriormente con el medio mencionado y aseguró que el diálogo que tenía con las autoridades policiales era «habitual» ya que los conocía con anterioridad ya que vivía en el mismo departamento.

Sobre las conversaciones dijo que algunas tenían que ver con llamados para disuadir picadas clandestinas o avisar sobre algún accidente de tránsito.  Asimismo, confirmó el contacto por la camioneta incautada y aseguró que lo hizo para informarse sobre el vehículo incautado que ya que este podía ser útil para el Ministerio de Turismo.

¿Qué dijo Heber y Díaz?

A su vez, el ministro del Interior, Luis Alberto Heber, y el fiscal de Corte, Jorge Díaz, brindaron una conferencia de prensa una vez conocida la noticia. Heber aseguró que es un hecho «muy trascendente» para el Ministerio del Interior y destacó el trabajo de la división de Asuntos Internos y del fiscal Vaz.

«Ha dado un resultado sorpresivo para Maldonado, pero para la Policía y para Fiscalía no. Hace más de un año que se está trabajando en este tema, lo que implica el hecho de haber encontrado elementos para que el fiscal haga las acusaciones en la tarde de hoy, sino un concepto que es importante remarcar. La Policía se auto depura, estoy es un gran trabajo de la Policía sobre malos policías», afirmó Heber. 

«Esto para nosotros es muy importante destacarlo porque es la excepción, pero la misma policía hizo todo el seguimiento, las escuchas y determinó los elementos de prueba para que se instrumentara la acusación en la tarde de hoy. Para nosotros es sustancial el trabajo que hizo el jefe de Policía, que en muchos meses de investigación pudo guardar la reserva sabiendo que gente cercana al mando de él estaba siendo investigada», destacó el titular de la cartera de seguridad.

Finalmente, dijo que para la Policía y el ministerio es importante decir que «van a ser implacables con la policía que actúa de mala manera» y que «van a respaldar a los 33 mil policías que actúan en buenas formas».

Por su parte, Jorge Díaz informó que la investigación comenzó hace un año atrás cuando llegó información a la Fiscalía de San Carlos respecto a la posibilidad de que existiere un policía corrupto.

«La Fiscalía hizo lo que tiene que hacer, que es una investigación de carácter reservada como son todas las investigaciones, solicitó el auxilio y la colaboración de Asuntos Internos el Ministerio del Interior y durante todo este año se fueron colectando evidencias de diferente índole, de diferente grado. En este año de investigación además se recogió información que permitió abrir otras investigaciones algunas de las cuales han tenido éxito, otras siguen su curso, pero concretamente con esta investigación se hizo de forma paciente, reservada y digamos que en el día de hoy culmina esta etapa con la imputación», dijo Díaz.

«Cuando tenemos la información de hechos con apariencia delictiva nadie mira para otro lado, sino que nos concentramos en la investigación de ese hecho delictivo y en la persecución de este una vez que coleccionamos la evidencia suficiente. La tercera, que además de no mirar para otro lado, no barremos para abajo de la alfombra, sino que una vez que esa evidencia coleccionada es suficiente se realizan las imputaciones que corresponden, no importa la profesión, no importa la clase social, no importa la condición. Sea quien sea se investiga, se imputa, se acusa y obviamente procuramos la sentencia de condena por parte de la justicia», agregó.

Por último, el fiscal se detuvo en uno de los delitos por los que fue imputado el coordinador de la jefatura: la revelación de secretos. En este sentido, el fiscal de Corte explicó que cuando la investigación es reservad, la ley establece que la investigación es de naturaleza reservada y esa reserva alcanza «a todos los funcionarios y a todas las personas que participen o que por diferentes razones tengan conocimiento de ella».

«Cualquier funcionario público que participe en la investigación y revele la información a un tercero, sea este abogado, periodista, médico, zapatero o la profesión que tenga, está cometiendo un delito de revelación de secreto. Esto es importante porque eso es lo que establece la ley y muchas veces se puede llegar a bastardear ese tipo de información», sostuvo.

«La Fiscalía cuando le toco actuar, actuó. Cuando hubo funcionarios de la Fiscalía que cometieron este delito, se los investigó, se los imputó, se los separó del cargo y se los condenó. Por tanto, creo que el mensaje es claro. Caiga quien caiga, no importa de dónde sea, porque esa es la manera que tenemos de cumplir nuestra misión y función, que es la que la ley nos asigna, y en segundo lugar como decía el ministro es proteger a la gran mayoría de nuestros funcionarios que son leales y honestos», concluyó.

Montevideo Portal





Source link