España vuelve a jugársela a una carta: su empate el sábado ante Polonia 1-1 la ha dejado sin margen de error en la Eurocopa, obligada a ganar a Eslovaquia y borrar las dudas que aún planean sobre la Roja.

Los españoles, como ya ocurriera en el partido inicial contra Suecia, volvieron a dominar, pero de nuevo fueron penalizados por la falta de contundencia en el área contraria.

«España tiene poco desborde y le falta gol. Es evidente, pero despliega un fútbol suficiente para ganar. Y no gana», escribió este domingo el director de Mundo Deportivo, Santi Nolla.

Álvaro Morata volvió a ser la referencia en ataque, esta vez acompañado por Gerard Moreno, el máximo goleador español de LaLiga, y entre los dos fabricaron el gol de la Roja.

– Un penal crucial –

Pero, luego Gerard mandó un penal al palo y Morata envió el rechace fuera, en la jugada crucial del encuentro, que hubiera puesto el 2-1 para España.

«Hay un momento clave, después de encajar el gol, en una muy buena acción de Lewandowski, y la siguiente jugada es la del penalti. Si marcamos, hubiera cambiado todo. Pero ha sido al revés», reconocía el seleccionador español, Luis Enrique Martínez, muy serio tras el partido.

«La intención de ganar estaba ahí, pero al final no fuimos lo suficientemente lúcidos», añadió el técnico español.

Luis Enrique tiró el viernes de estadísticas para asegurar que sus delanteros son los atacantes españoles que más marcan en sus ligas, pero por ahora a la Roja le falta filo.

«España deja una imagen de equipo voluntarioso pero romo. Y eso, en el fútbol, es un problema», escribió el director de Marca, Juan Ignacio Gallardo.

El sábado se vio de nuevo a una España que dominaba, pero que no marcaba, y sin el apoyo del gol, fue además perdiendo fuelle a medida que pasaban los minutos, fruto del desgaste en la intensa presión.

Una presión alta que hace sufrir a la Roja en los contraataques rivales.

«Como pasó con Suecia, cuando el rival atacaba, muy de cuando en cuando, hacía un roto. Sin filo en un área y sin solidez en la otra, de poco vale mandar tanto entre áreas», escribió este domingo el presidente de honor del diario AS, Alfredo Relaño.

«Alerta Roja», titula este domingo ese diario, mientras su competidor Marca advierte en primera que «estamos en un buen lío» y el catalán Sport ve un «tropiezo peligroso».

«España se atasca en otro empate y el partido ante Eslovaquia del miércoles ya es una final», subtitula el rotativo Marca.

– El recuerdo de Alemania –

Sólo una victoria asegura a la Roja su pase a octavos de la Eurocopa, mientras un empate, le obligaría a depender de terceros.

Como ya ocurriera en noviembre pasado en la Liga de Naciones de la UEFA, España vuelve a verse al borde del precipicio teniendo que jugarse todo a una carta.

En aquella ocasión, la Roja superó el examen y se metió en la final a cuatro del torneo con una goleada 6-0 a Alemania en el mismo estadio sevillano de La Cartuja, donde el miércoles se jugará su pase a octavos de la Eurocopa ante los eslovacos.

«En un campeonato en el que se clasifican para octavos de final 16 de los 24 participantes, irse de este torneo por la gatera resultaría un siniestro colosal», escribió José Sámano en el generalista El País.

Pero, los jugadores de la Roja se muestran confiados en lograr la victoria que les haga pasar de fase.

«De toda la basura que podemos tener encima ahora mismo, sacamos la poca parte positiva que dependemos de nosotros y nos queda una finalísima», afirmaba el sábado el centrocampista Rodrigo Hernández ‘Rodri’, convencido de que «vamos a pasar».

gr/mcd





Fuente