En 2008 el escritor uruguayo, Raúl Vallarino, presentaba en España su novela “Mi nombre es Patria”, editada por Suma de Letras y basada en una investigación sobre la vida real de la espía española del KGB, África de la Heras, que había estado residiendo en Uruguay por casi 20 años desde 1948, dirigiendo desde ese país sudamericano todo el aparato del espionaje soviético en los países de la región durante la llamada Guerra Fría.

En 2006, Vallarino ya había presentado un primer libro sobre la célebre agente de la URSS, bajo el título “Nombre clave: Patria” (Editorial Sudamericana).

En 2022, la editorial Penguin Random House, en acuerdo con Vallarino, decidió volver a publicar “Mi nombre es Patria”, agregando las nuevas investigaciones sobre África de las Heras, que el autor uruguayo realizó en Moscú en 2019.

Las revelaciones eran impactantes, Raúl Vallarino obtuvo información secreta y de primera mano en Rusia y la volcó en los nuevos capítulos del libro. Incluso entrevistó a ex alumnos de la escuela de espías de Moscú que tuvieron como maestra a Patria.

Hasta allí todo iba bien; pero cuando el escritor uruguayo iba a entregar la nueva obra a Penguin, esta editorial le anuncia que por el momento no podrían publicarla, porque un sello del grupo, Plaza & Janes, había lanzado una novela de la escritora española Reyes Monforte, sobre el mismo tema.

La indignación se hizo latente al descubrir que varias acciones de la espía narradas por Vallarino en su novela, aparecen casi sin cambios en la obra de Reyes Monforte, que toma partes de la ficción de “Mi nombre es Patria” y que son producto de la imaginación del autor uruguayo y que por lo tanto no están en otro libro. Tal el caso del político de Uruguay que mantiene contactos con un agente soviético en Montevideo y del que Monforte ni siquiera cambia los nombres ni las situaciones que son de ficción.

Increíblemente la escritora española, Reyes Monforte reconoce en un artículo firmado por ella en El Español, (23 abril, 2022) ) que se basó en una ficción para escribir otra ficción. ¿Eso cómo se llama en el mundo de la literatura?…

“Quise saber más como lectora, ni siquiera me había planteado la posibilidad de escribir sobre ella. Encontré dos libros, uno escrito por el periodista español Javier Juárez– el primero que leí, un estupendo trabajo que me descubrió mucho más a África– y otro del periodista uruguayo Raúl Vallarino que, aunque en España se publicó el mismo año que el anterior, había aparecido antes en Latinoamérica.

Al estar ambos fuera de catálogo, llamé a mi editor, Alberto Marcos, para que me los consiguiera, aprovechando que ambos autores publicaron en el mismo grupo editorial que el mío, Penguin Random House. De hecho, el hoy director literario de Plaza y Janés ficción, Gonzalo Albert, estuvo en su publicación.

Aunque la información sobre África era prácticamente la misma –lo es desde que se conoció su historia gracias a una información periodística aparecida casi diez años después de su muerte–, había recovecos, datos, informaciones, sombras y leyendas que permitían perderse por los vericuetos de una historia de novela, de película. Esas dos primeras “cerezas” salieron del tarro para dejarse acompañar de hasta cien libros más recogidos en la bibliografía de La violinista roja, amén de otras muchas fuentes entre archivos, publicaciones y material audiovisual”.

Pero también hubo otras partes de la historia narradas por Raúl Vallarino en su ficción basada en hechos reales, que solo están en su novela y que son luego utilizadas por Monforte.

REYES MONFORTE PIERDE DEMANDA CON EL DIARIO EL PAÍS DE ESPAÑA POR CASO DE PLAGIO DE OTRA NOVELA  

La escritora Reyes Monforte recibió en 2015 el Premio de Novela Histórica por su libro “Una pasión rusa” (PLANETA) sobre la historia de amor entre el compositor soviético Prokofiev, uno de los grandes de la historia de la música, y su esposa española Lina Codina. El nieto de Prokofiev, llamado como su abuelo Serguei Prokofiev, la acuso de plagio y anunció acciones legales. El diario El País de España recogió la noticia. Reyes Monforte demandó a los herederos de Prokofiev y a El País. Perdió el juicio, según cuenta Pedro Beltrán, Presidente de la Asociación Europea de Abogados en Legal Today.

Por su parte, el diario El País el 26 de septiembre de 2020 informaba que La escritora Reyes Monforte pierde su litigio contra EL PAÍS por una acusación de plagio

El Tribunal Supremo desestima el recurso de la autora de la novela ‘Una pasión rusa’

Y agregaba que “Sostener que el libro de Reyes Monforte Una pasión rusa (Espasa) es un plagio de otro, Lina Prokófiev. Una española en el gulag (Siglo XXI) de la escritora rusa Valentina Chemberdjí, no es constitutivo de delito alguno, como pretendía la autora española en los tribunales. Monforte demandó a Chemberdjí por acusarla de plagio y al periodista Borja Hermoso de EL PAÍS por hacerse eco de dichas acusaciones en este diario, pero la Justicia le ha negado la razón en todas las instancias.

Por su parte, Raúl Vallarino no quiere hacer más comentarios sobre el tema y ningún director de Penguin se ha comunicado con él para explicarle al menos por qué le hicieron actualizar su novela y luego tratar de extender en el tiempo la publicación, para no interferir con el libro de Monforte.

Sólo la abogada jefe de Penguin ha estado a la altura de las circunstancias – admite Vallarino- con quien ha conversado amablemente en varias oportunidades sobre temas legales, pero finalmente sin llegar a ningún acuerdo.

 



Fuente