Durante mucho tiempo hemos denunciado el manejo indebido de la publicidad oficial.

Hoy vamos a hacer un nuevo aporte y destapar algunos tarros sucios en torno a la UTE y al Ministerio de Turismo.

Uno de los payasos que a pura viveza y chuparle las medias a quienes les pueden dar publicidad, es Sergio Gorzi.

Hace esa guarangada llamada Cámara Celeste, que lo vende como un programa, cuando en realidad Gorzi demuestra claramente su incompetencia.

Pero lo auspiciaron desde el Ministerio de Turismo solo en el año 2020 con 4880 dólares. ¡Qué forma más triste de tirar la plata que tanto nos cuesta pagar a todos los uruguayos.

¿En que se pueden basar para semejante disparate? ¿Qué evaluación real se hizo?

Porque la audiencia de “Cámara Celeste” es casi nula, no lo ve nadie, porque no es un programa de TV, se trata de un vivo que compró una camarita amateur, de baja resolución y salió a filmar cualquier cosa.

¿En el año de la pandemia se tiran casi 5 mil dólares en auspiciar la Cámara Celeste?

¡No se puede creer!

 

Otro impresentable se llevó 8.500 dólares

Gustavo Descalzi es el nombre de un movilero que aparece en un canal argentino haciendo pequeños informes en directo con canales del Grupo América.

Sin embargo, el Ministerio de Turismo le otorgó 8.500 dólares americanos de publicidad. ¿Qué publicidad hace? ¿Cuál es la pauta?

Porque se trata de un móvil.

Periodísticamente muy malo, de bajo nivel. Muchas veces, algunos periodistas andan muy cerca de la extorsión, ya que piden una pauta a cambio de favorecer la imagen de quién le autoriza la misma. Te dan para adelante o te dan para atrás, de acuerdo a lo que le paguen.



Fuente