Publicado:

Las ubicaciones se evaluaron en términos de velocidad de Internet, calidad de vida, clima, conectividad aérea y alquileres residenciales de primer nivel.

Un estudio del corredor de bienes raíces Savills eligió a Lisboa, Miami y Dubái como los mejores lugares para vivir para un nómada digital, recoge Bloomberg.

Los nómadas digitales son aquellos que por la naturaleza de su trabajo no necesitan establecerse en un lugar fijo y pueden moverse libremente a otras ciudades o simplemente trabajar desde casa, una cafetería o un parque. «La pandemia ha sido un catalizador para que los ejecutivos den el salto de la vida de oficina», dijo al medio Paul Tostevin, director de investigación mundial de Savills.

Quiénes son los nómadas digitales y por qué Brasil les ofrece residencia

El índice clasificó 15 mercados residenciales por su atractivo para los trabajadores remotos a largo plazo, en base a la velocidad de Internet, calidad de vida, clima, conectividad aérea y alquileres residenciales de primer nivel.

La capital de Portugal, Lisboa, encabeza la lista gracias a su clima soleado, bajo costo de vida y banda ancha rápida, que han provocado una gran afluencia de trabajadores remotos. Además, ofrece una fuerte conectividad gracias a la buena ubicación de su aeropuerto internacional.

Ricardo García, jefe de residencial de Savills Portugal, explicó que los empresarios tecnológicos se sienten atraídos a la ciudad también por su creciente estatus como centro tecnológico y los bajos costos de los bienes raíces. Según el Instituto Nacional de Estadística de Portugal, los extranjeros están dispuestos a pagar más del doble por una casa en Lisboa que los compradores nacionales.

El segundo lugar en la lista lo ocupa Miami, una ciudad global que cuenta con un clima cálido, tasas de interés bajas y una buena conectividad aérea e infraestructura digital, que hacen de ella un destino popular para los compradores, que se mudan especialmente desde los estados del noreste de EE.UU., detalla el informe.

Dubái ocupa el tercer puesto gracias a su conectividad aérea y su calidad de vida. 



Source link