EL HORROR QUE OCURRE CON LOS CADETES DE LA ESCUELA MILITAR

 

Recibimos y Publicamos.-

 

Señor/a/es/as a quien corresponda:

A través de la presente le hacemos llegar información sobre datos RELEVANTES y de EXTREMA IMPORTANCIA Y URGENCIA sobre tratos, malos tratos, descuidos, privación de libertad, encierro, mala alimentación, persecución sicológica, discriminación racial y sexual, exceso de actividades, infraestructura no adecuada y en malas condiciones, mala gestión de recursos médicos para el trato y cuidado de la actual pandemia con CADETES DE LA ESCUELA MILITAR

Bajo la nueva Dirección y Jefatura del Instituto, han sido de conocimiento pleno las condiciones en las que los Cadetes están “viviendo”, en la actualidad los Cadetes se encuentran sin salir por más de 30 días, sin contacto con sus familias debido a que se les prohíbe el uso de SUS CELULARES PERSONALES, se les quitan los mismos quedando a cargo del Oficial superior a cargo o de semana, no  se les autoriza a hablar entre ellos, proporcionándoles únicamente 10 minutos por día para hacer uso de su celular, siendo que las formaciones de retreta se demoran más de 40 minutos entre el inicio y la finalización de la misma.

Los cadetes forman al inicio del día a las 06:30, estando más de 40 minutos de pie firme, ya generando estrés matinal, mal dormido y cansado, pasando a “Desayunar” una leche en polvo con café mal pasado y con un pequeño pedazo de pan, muchas veces crudo.

Así se mantienen hasta las 13:30 cuando pasan a “Almorzar” (Rancho) donde reciben pequeñas porciones de alimento confeccionado sin sabor y muchas veces con cucarachas, moscas, hormigas etc, en el alimento. Teniendo pocos minutos para relacionarse, debiendo concurrir a actividad de Instrucción por más de 1 hora, luego deben concurrir a Educación Física, teniendo un intervalo para llegar, dejar el armamento de instrucción y cambiarse para mencionada actividad, únicamente 5 minutos, no se respeta el tiempo de digestión entre el almuerzo y el inicio de actividades físicas.

Al finalizar la actividad física, tienen 10 minutos para bañarse, ese tiempo inicia al finalizar la clase, siendo que deben llegar a los respectivos alojamientos y llegar a las duchas para encontrarse con que son 4 o 5 duchas para alrededor de 7 u 11 cadetes por ducha, existen alojamientos en los que son 111 cadetes compartiendo únicamente 12 duchas, en otros funcionan 3 duchas de 4 debiendo compartir 7 cadetes por ducha, para quedar sin bañarse como corresponde, debiendo volver a formar para pasar a merendar, un café pasado con un pedazo pequeño, crudo y/ o duro de pan.

No tienen con quien hablar, ya que no se les permite comunicarse con sus familias y los Psicólogos del Instituto no los ayudan, al contrario comunican sus consultas privadas a los jefes del instituto, incumpliendo el secreto profesional.

Los cadetes que por un motivo u otro se encuentran internados en la enfermería del instituto, han sido ordenados a salir de la misma a orden de la Jefe del Cuerpo de Cadetes, pasando por arriba la orden del cuerpo médico de permanecer allí por sus dolencias o motivos “X” que los lleva a estar en ese lugar.

Se los tildan con apodos por enfermarse, afectándolos moral y emocionalmente.

Durante las actividades militares que se les conoce como “período militar” se han detectado malos tratos de carácter físico tales como: Golpes en mujeres, ocasionando daños y marcas, daños psicológicos, los mismos no pueden ser comunicados debido a que quienes lo hacen son penalizados y torturados en el instituto por los superiores inmediatos.

Existen cadetes que son tildados de “Mariquitas, muñeca quebrada, dedo flojo etc…” por tener ataques de ansiedad causado por el estrés que se vive constantemente, un cadete sufrió una crisis de ira tomando un fusil cargado y apuntando el mismo sobre la cabeza de sus camaradas cercanos, el mismo recibió atención sicológica del instituto y por orden superior el mencionado Cadete fue derivado con “licencia” a su domicilio para “Aclarar las ideas y despejar la cabeza, para que vuelva con otra energía” sin importarles lo que esa situación  les ocasiona a los que vivenciaron el hecho.

Existen hechos de discriminación un tanto alevosos que tratan de tapar u ocultar con excusas de poca validez, al enterarse que un integrante de sus filas es homosexual enseguida por parte de algunos superiores surgen las preguntas de si el mismo mira, toca o hace algo inapropiado con algún otro integrantes, camarada o subalterno, como si ser homosexual convirtiera a la persona en un depravado sexual.

Los destratos, discriminación, denigradas, ninguneadas que reciben los cadetes son constantes, no se toma en cuenta el hecho de que los están manteniendo presos contra su voluntad, no permitiéndoles contactarse con sus familias, viviendo un estrés constante y realizando guardias con armamento cargado, teniendo acceso a armamento, siendo un peligro para todo el cuerpo de cadetes. Los mismos sienten miedo, viven con presiones constantes y miedo de hablar y tampoco teniendo la oportunidad de hacerlo, debido a que si lo hacen las represalias son inmediatas y graves, llevándolos a pedir la baja.

No se respeta al ser humano debajo del uniforme, no importa la edad, ni que fuera tengan hijos que enferman por no ver a sus padres ni poder hablar con ellos a diario.

¡Buscamos una solución URGENTE antes que ocurra una inminente desgracia, en puerta!

Solución, conocimiento ya que nadie habla y por lo tanto NADIE no hace nada.

 

Atentamente

Las familias.



Fuente