Mohamedou Ould Slahi, señalado injustamente como sospechoso de terrorismo y encarcelado desde hace 14 años en Guantánamo, inició un proceso contra Canadá, país responsable de su detención. 

El hombre de 51 años, cuya historia inspiró la película The Mauritanian, cree que la «información errónea» proporcionada por Canadá sobre el período en que fue residente permanente en Montreal fue el origen de su detención, según la denuncia presentada el viernes y consultada por la AFP

Slahi reclama 35 millones de dólares canadienses (unos 27,5 millones de dólares americanos) en daños y perjuicios como compensación.

El hombre afirma que la información falsa proporcionada por las autoridades canadienses llevó a su detención en la prisión militar estadounidense, donde dice haber sufrido «torturas y malos tratos indescriptibles», como palizas, privación del sueño, agresiones sexuales y amenazas de muerte. 

Según su defensa, las autoridades canadienses habrían «tolerado tácitamente» la tortura que sufrió e incluso habrían «utilizado» información obtenida de confesiones bajo tortura. 

Slahi escribió su historia en un libro que se convirtió en un éxito de ventas y después fue adaptado al cine en una película protagonizada por Tahar Rahim y Jodie Foster.

Fue detenido en 2001 en Mauritania y encarcelado en Jordania y Afganistán antes de llegar a Guantánamo, acusado de pertenecer a Al Qaida y participar en la «célula de Hamburgo», vinculada a los atentados del 11 de septiembre.

Basado en AFP





Source link