Montevideo Portal

En 2021 Uruguay registró un pago de aranceles de US$ 337 millones por
exportación de carne bovina y ovina, la mayor cifra registrada en la historia, consignó
en un informe el Instituto Nacional Carnes (INAC).

Según la institución, este monto fue 66% superior al registrado en 2020
y es explicado por el aumento de las colocaciones en particular de carne bovina
a China, destino en el que la tasa arancelaria pagada por los frigoríficos uruguayos
es de 12%.

“El 90%
de este monto corresponde a carne bovina, 5% a carne ovina y el 5% restante a
sus menudencias y producto cárnico bovino”, apuntó el INAC.

A su vez,
se destacó que el aumento de las exportaciones registrado en 2021 se tradujo “en
un aumento casi proporcional en el pago de aranceles”, mientras que el “valor
de lo exportado de los productos bovinos y ovinos aumentaron 56% en 2021 con
respecto a 2020”.

El pago de aranceles
de la carne bovina en particular alcanzó los US$ 305 millones y los principales
mercados donde se pagaron aranceles fueron China (62%), Unión Europea (13%) y
Estados Unidos (10%). en China se pagaron US$ 188 millones, en la Unión Europea US$ 41 millones y en Estados Unidos US$ 30 millones. 

En el caso de China,
se destacó que la exportación de carne bovina se duplicó con respecto a 2020
(US$ 749 millones) y llegó a US$ 1.448 millones.

“Como Uruguay mantuvo
sus condiciones de acceso ‘por defecto’, el monto pagado de aranceles aumentó
proporcionalmente”, agregó el INAC.

También se destacó que
las ventas de carne vacuna también se duplicaron a Japón, ubicándose en US$ 47
millones contra los US$ 22 millones de 2020.

Para ingresar a ese
mercado Uruguay paga un arancel del 38,5%, luego de que ese mercado se volviera
abrir tras 18 años en diciembre de 2018.

En el caso de la Unión
Europea, el informe señala que hubo un aumento en el pago de impuestos de US$ 8
millones en relación al año previo, en particular “explicado por el incremento
de las exportaciones de carne enfriada fuera de cupo (481 y Hilton), las cuales
pasaron de 1.900 toneladas peso embarque en 2020 a 3.050 en 2021”.

Por su parte, la carne
ovina pagó en total US$ 17 millones en 2021 en los mercados de exportación y el
99% de ese monto está explicado por las colocaciones en China, señaló el INAC,
que informó hubo un aumento de US$ 51 millones en las ventas de ese producto al
país asiático.

En sus consideraciones
finales, el INAC sostuvo que “en los últimos cinco informes anuales sobre aranceles
una de las principales conclusiones permanece incambiada: el pago de aranceles
de Uruguay cambia porque varía la composición de mercados, no porque existan
variaciones”

“Las condiciones
arancelarias han tenido escasas mejoras en las últimas tres décadas.
Adicionalmente una de las mejoras más valiosas que ha existido, está en proceso
de extinción (cuota 481). Esta situación no es inocua. Si evaluamos los
principales mercados importadores de carne bovina vemos que cuentan con
condiciones de acceso por defecto hostiles: con aranceles elevados. Para que el
comercio de carne prospere, muchos mercados requieren la firma de acuerdos
comerciales que logren bajar los aranceles. En la medida que el portafolio de
acuerdos comerciales de Uruguay es pobre, sus condiciones de acceso
arancelarias también lo son”, sostuvo la institución.

Montevideo Portal





Source link