Este miércoles en conferencia de prensa la coalición multicolor anunciaba un acuerdo para la creación del fideicomiso que se propone relocalizar asentamientos irregulares, al tiempo que aseguraba los fondos que requiere el Instituto Nacional de Colonización para la compra de tierras, y agregó una asistencia directa para los colonos que tomen créditos para inversión en equipamiento y maquinaria.

Sin embargo, esta solución no conformó a varias instituciones. Este jueves la Asociación de Funcionarios del Instituto Nacional de Colonización rechazaron la propuesta acordada sobre el fideicomiso para asentamientos, advirtiendo que se perderá la posibilidad para los nuevos colonos de acceder a la tierra.

Por su parte el Frente Amplio también se manifestó en contra. La Comisión de Presupuestos integrada con Hacienda del Senado se reunió este jueves para terminar de votar el articulado de la Rendición de Cuentas. La discrepancia entre el oficialismo y la oposición volvió a surgir en torno a uno de los puntos más discutidos desde que el proyecto pasó a la cámara alta: el financiamiento del Fideicomiso Integración Social y Urbana.

La fórmula alcanzada por la coalición implica una reasignación de montos que estaban dispuestos para el Instituto Nacional de Colonización (INC) para la reubicación de asentamientos –el adicional al impuesto a las trasmisiones patrimoniales sobre inmuebles rurales, por un monto de 15 millones de dólares, en una partida anual.

Para financiar esos 15 millones de dólares, se disminuye parcialmente un fondo previsto para pagar sentencias judiciales que no ha sido utilizado y el complemento restante va a estar financiado por la transposición de recursos desde el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) al Banco de Previsión Social (BPS) para pagar pensiones a la vejez, que será sustituida por un aporte directo del Ministerio de Economía y Finanzas. Asimismo, se dispuso la autorización al INC a utilizar 25 millones de dólares para subsidiar los intereses de préstamos que puedan contraer los colonos con entidades financieras,“a partir de la presentación de proyectos que tengan por objeto la promoción productiva».

Luego de conocido los detalles del acuerdo entre la coalición multicolor, el Frente Amplio rechazó la solución y consideró que colonización «sale perdiendo».

El senador del MPP, Alejandro Sánchez manifestó que se estaba consagrando un recorte de 50% del dinero del INC para comprar tierras, ya que “se financia sólo el 50%”. Sánchez argumentó que hasta ahora el INC recibía recursos para comprar tierras por unos 30 millones de dólares. De ese monto, “50% que estaban establecidos a partir de un financiamiento derivado de la recaudación de impuestos van a pasar a constituir el fideicomiso para atender la situación de los asentamientos irregulares” y, a cambio, “se incluyen estos aditivos, que lo que hacen es poner 15 millones de dólares y no 30 millones. Por lo tanto, lo que termina sucediendo en esta Rendición de Cuentas es que se recorta 50% de los recursos de este instituto para la adquisición de tierras”.

Por otra parte, cuestionó que no se detalle de dónde va a sacar el MEF los recursos para paliar el traspaso del monto que el Mides transfiere al BPS. “Suponemos que esto va a salir de Rentas Generales. El Ministerio de Economía y Finanzas hoy no tiene estos recursos para hacer frente a las pensiones a la vejez y los tendrá que sacar no sabemos de dónde; de algún lado saldrán”.

En rueda de prensa, Sánchez explicó que las dos fuentes de financiamiento firmes que administraba el INC eran el adicional del impuesto a la concentración de inmuebles rurales y el Impuesto a las transmisiones patrimoniales, que ascendían a 30 millones de dólares. “Hacia el futuro, si se aprueban estos artículos, podrá llegar a tener 15 millones de dólares, siempre y cuando el MEF decida trasladar los fondos; el MEF en 2020 no le trasladó la recaudación del impuesto ni la de 2021”, señaló.



Fuente