Gilberto Vázquez fue procesado por reiteradas violaciones a los derechos humanos. (Foto: Javier Calvelo/ adhocFOTOS).

Falleció este viernes en el Hospital Militar el represor Gilberto Vázquez, condenado por reiteradas violaciones a los derechos humanos durante la pasada dictadura (1973-1985). El exmilitar se hallaba internado desde abril en ese centro de salud tras dar positivo de covid-19.

Vázquez, que siempre pretendió darse aires de “agente de inteligencia”, fue condenado en 2009 a 25 años de prisión por 28 homicidios especialmente agravados. Posteriormente, en 2011, fue procesado por la desaparición y muerte de María Claudia García de Gelman y por la apropiación y robo de identidad de su hija Macarena.

Actas de un Tribunal de Honor de 2006, dadas a conocer en 2020, revelaron que Vázquez confesó haber torturado y participado de hechos que terminaron en la desaparición de detenidos durante la dictadura.

Desde 2016 estaba en prisión domiciliaria por razones de salud y en 2018 se radicó en Rivera por razones económicas y familiares. No obstante,a fines de 2020 la Justicia revocó la prisión domiciliaria.

El informe de una Junta Médica del Instituto Forense convocada para considerar la salud mental del exmilitar fue concluyente al indicar que este “puede volver a ser alojado en centro carcelario con los cuidados médicos y de especialistas necesarios, como asimismo toda la medicación indicada».

«El informe de la junta es conteste y claro en consignar que el penado puede continuar el cumplimiento de la pena en prisión efectiva (…) y debe ser reintegrado al centro carcelario», agrega.

A principios de julio de este año Vázquez fue nuevamente procesado con prisión, en esta oportunidad por el secuestro de Anatole y Victoria Julien en 1976 en Buenos Aires.



Fuente