La Federación Rural del Uruguay (FRU) emitió este jueves un comunicado en el que expresa su “profunda preocupación” por la “amplia andanada de conflictos sindicales”, que se han sucedido en las últimas semanas.

En el texto aclaran que la organización es “respetuosa de las libertades sindicales”, condición que no les impide advertir por “las consecuencias económicas” que los paros y movilizaciones “traen para toda la economía nacional”.

Para la federación, los conflictos sindicales a los que refieren, se dan “en momentos en que se comienza a dejar atrás las graves consecuencias de una terrible pandemia global”. Además, señalan que actualmente “se ve una firme recuperación económica de la mano del sector exportador y de la construcción” y “una mejora en los niveles de empleo”.

El gremio de productores agropecuarios, acusa a la “corporación sindical”, de reaccionar frente a esta recuperación con “un conflicto irracional en el principal puerto del país”, actitud que se vería agravada por la situación de “crisis logística de escala mundial”.

Por otra parte, hacen referencia a la situación de la planta papelera UPM 2, lugar en el que señalan, los sindicatos “reaccionan de manera desproporcionada paralizando actividades y (…) arengando a sus miembros a realizar el mayor daño posible a las empresas involucradas”.

“Exhortamos a la responsabilidad de las partes y a anteponer el bien del País a intereses político-sindicales que en nada contribuyen al bien ni de los trabajadores, ni de la población en general”, finaliza el comunicado.





Fuente