Entrevista a Gustavo Guerrero, representante de la intergremial de formación docente.

Éramos una dirección de formación y perfeccionamiento docente que dependíamos de CODICEN hasta 2008 que se vota la ley de educación, ahí se crea el consejo de formación en educación de manera provisoria. Esa ley determino la concreción de la IUDE que trabajó un año integrado por UDELAR, ANEP, INAU y el MEC. Todos los miércoles se reunían y eso derivo en un proyecto de ley que se envió al parlamento y en otro proyecto de ley que apuntaba a la creación de la universidad de la educación.

Se votó la LUC entre gallos y medianoche con 79 artículos que tiraron abajo toda la ley de educación. Se le dieron potestades enormes al MEC atropellando la autonomía de la educación. Los consejos los derribaron de un plumazo, eliminaron la representación docente. En el artículo 171 de la LUC se derogó el artículo que concebía a la formación docente como educación terciaria que eral o que había permitido presentar el proyecto de la universidad de la educación; eso se cambió por un programa dentro del MEC, de fortalecimiento del a formación docente que hasta ahora no se sabe qué es ni quiénes la integran ni qué están haciendo.

El artículo 198 de la LUC permite, a través del decreto reglamentario, la creación de un consejo consultivo y asesor del MEC, que es quien va a decir qué carreras o sedes tendrán nivel o acreditación universitaria. En definitiva el MEC tiene la potestad de decidir. Se hace por sede o región, las instituciones públicas tienen que presentarse de forma voluntaria. Esto fragmenta la formación docente. Es una desintegración institucional.

Otro elemento del decreto es que detalla que para la presentación de la petición para la acreditación universitaria hay que «detallar la práctica docente si corresponde», quiere decir que se toma la formación docente como si fuese una licenciatura académica de una determinada carrera, pero se olvidan de la práctica docente.

¿Qué significa la práctica docente en el sistema de formación docente? ¿Qué lectura política se puede hacer de lo que esto va a traer en materia de educación en el futuro?

Tenemos la parte académica y la parte práctica en formación docente, hoy Uruguay es ejemplo en el mundo en esto. Estamos años en el aula, con profesores en el centro educativo que nos va orientando. Toda esa parte no se la considera, no están la cantidad de horas determinadas en los requisitos. La frutilla de la torta de este decreto es que cada 6 años tenemos que solicitar los institutos que les renueven el título; nunca visto. Cualquier carrera de cualquier tipo se recibe y es reconocido por lo que estudió, pero no podés pedir cada seis años que te autoricen cada 6 años.

Están desmantelando la formación docente y no creando una formación universitaria. Peleamos por una universidad de la educación en serio, poder tener estudios de posgrado, de maestría. ¿Qué quieren hacer con el futuro de la educación del país?



Fuente