Dar leche materna, evitar el consumo de tabaco y alcohol, hacer ejercicio y llevar una alimentación baja en grasa pueden ayudar a prevenir el
cáncer de mama, advirtió la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Este tipo de cáncer es el quinto más letal del mundo, antecedido por el cáncer pulmonar, hepático, colorrectal y gástrico, informó el espacio académico a través de su revista Más salud, en el marco del Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama, que se conmemora el 19 de octubre.

«El cáncer de mama es el cáncer más frecuente en las mujeres. En el 2014 en México por cada caso nuevo de cáncer de mama detectado en los varones,
se detectaron 29 en las mujeres», señaló la Facultad de Medicina.

«El factor de riesgo más importante relacionado con el estilo de vida es la obesidad. En México el cáncer de mama destaca como la tercera causa
de muerte por tumores malignos en la población de 30 a 69 años», añadió.

Este tipo de tumor maligno se genera principalmente en los conductos que llevan la leche hacia el pezón o en las glándulas productoras del líquido.
Por ello, la UNAM advirtió que hábitos con efecto protector ante este mal son llevar una alimentación rica en verduras y frutas, realizar 150 minutos a
la semana de ejercicios aeróbicos moderados, como caminata o bicicleta, y 75 minutos semanales de actividad aeróbica vigorosa, como correr, trotar,
saltar, nadar o jugar basquetbol.

«Diagnosticar el cáncer de mama en fases más tempranas puede llevar a mejores resultados si el diagnóstico va seguido de un tratamiento oportuno y
apropiado», añadió la Facultad de Medicina.

A partir de los 18 años se recomienda hacer una autoexploración mamaria mensual, un examen clínico mamario cada año a partir de los 25 años de edad
y una mastografía anual desde los 40 años.

La autoexploración puede ayudar a identificar cambios en la forma o textura de las mamas, areolas y pezones, engrosamiento de la piel, surgimiento
de masas subcutáneas, secreciones en el pezón, piel escamosa o hinchada, u hoyos, abundó la Facultad de Medicina



Fuente