Frente al desamparo estatal, el frío, las agresiones y discriminación, la amenaza de la Covid-19 y las muertes de personas en situación de calle, colectivos de varios países de América Latina realizaron actividades y se apropiaron de plazas para decir «NO a la globalización de la pobreza» y en reclamo de una vida digna.

(Video de la movilización en Plaza Cagancha)

«Quedamos en la calle por una infinidad de injusticias, el Estado es el principal responsable», asegura Ni todo está perdido (NITEP), colectivo uruguayo conformado principalmente por personas que están o estuvieron en situación de calle.

«Vivimos una sociedad que excluye a sus propios integrantes», agregan. Pero declaran: «toda vida es valiosa, ante todo vida digna».

¿Qué denuncian las personas en situación de calle en Uruguay?

– Que son testigos vivenciales de discriminación, mal trato, hacinamiento, injusticias y criminalización.

«Te dormís una siestita en una plaza en el pasto al solcito y te lleva la ley de faltas, sin embargo el mundo está lleno de plazas con gente descansando al Sol», se lee en la proclama de NITEP.

– Que saben qué es pasar frío y hambre, y esperar frente a la puerta de un refugio, y que reciben sanciones por parte de algunos equipos de refugios «en los cuales se manejan métodos invasivos de castigo».

– Que reciben malos tratos por parte de la Policía.

– Que se los atiende de mal manera en muchos lugares públicos.

– Que todos los años muchos mueren de frío.

«Personas compañeras nuestras, [que] podría haber sido cualquiera de nosotres», reflexionan.

– Que la indiferencia los mata y la desigualdad los lleva a vivir en situaciones indignas.

«Arrastramos las violencias desde el vientre de nuestras madres, es cuestión de clase», aseguran, y piden «ni una muerte más en situación de calle».

– Discriminación.

«Deseamos luchar sin discriminar a les compas trans, ni afrodescendientes, ni otros grupos que se le llaman minorías, que han logrado que se reconozcan sus derechos». «¿Qué te molesta de las personas en situación de calle», se preguntan.

¿Cuáles son las reivindicaciones de las personas en situación de calle?

– Tienen «hambre de trabajo».

«Al estereotipo de que la gente de calle no quiere trabajar», NITEP responde que el colectivo ha conseguido y creado puestos de trabajo, y capacitaciones que abren oportunidades laborales».

– Les hace falta vivienda.

Son derechos universales, amparados en la Constitución uruguaya, pero más que un derecho, consideran que en el país «la vivienda es un negocio».

– Quieren «integrar más compañeras y compañeros a esta lucha».

– Necesitan una sociedad «con ternura ante las demás personas».

«Por eso seguimos luchando desde nuestros estómagos contraídos con una alimentación insuficiente, por nuestros derechos en forma conjunta ¡porque la lucha colectiva tiene fuerza!».

«Decimos NO a la globalización de la pobreza!»

En la concentración en la Plaza Libertad, en el centro de Montevideo se leyó una proclama, que terminó con un poema en conmemoración a las personas fallecidas en situación de calle, y en reclamo «a la identidad de les compas muertos».

Mis pestañas no pueden despegarse.
Mis párpados no luchan para ver la realidad.
Miro para adentro, y una y otra vez me pongo en ese trágico lugar.
Aunque tú no lo quieras considerar, también pude haber sido yo, quien estuviera oprimida esa noche cruenta.

Nosotres sabemos que nos pudo pasar a cualquiera. Claro, obviamente, tal vez no a alguien con tu aspecto.

Pero sí sé, que pudo habernos pasado a cualquiera de nosotres.
Qué puedo hacer con esta herida lacerante, que agrede a mi alma, y se desangra, con tanta sangre hermanada, de compañeros vulnerados en tan dolorosas circunstancias.

Nos comprometemos a construir MEMORIA de nosotres, víctimas de las injusticias y la desigualdad social.

«Por Reynaldo, Sandra, Gustavo, y todos los NN asesinados por las garras de la hipotermia y negligencia sistémica. Por todos los NN que rebautizaremos para desbaratar el fraude. Por ellos que somos nosotres. ¡Va hoy y siempre nuestro recuerdo, por ustedes nos abrazamos! ¡Toda vida es valiosa!».



Fuente