Como lo habían adelantado  distintos actores, algunos frigoríficos darán licencia al personal en setiembre, por lo que la actividad de faena decaerá el
próximo mes.

El frigorífico Tacuarembó del grupo Marfrig fue el primero en comunicar que parará la actividad de faena el 6 de setiembre y el 8 el desosado para entrar
en licencia reglamentaria y retomar la actividad, en principio, el 28 de setiembre.

El frigorífico Carrasco pararía su actividad en setiembre u octubre, indicaron fuentes del sector.

El Tacuarembó ha faenado 138.262 vacunos en lo que va de 2021, lo que representa 8,3% del total de animales industrializados
hasta el 28 de agosto. En agosto fue el frigorífico que más animales faenó, 18.167, el 8,9% del total de la industria.

Si se confirma al mismo tiempo el cierre de Carrasco la faena podría bajar más de 15%, atendiendo a la capacidad de estos establecimientos.
Las licencias llegan en un momento de récord de faena – julio y agosto marcaron cifras históricas- que ha dejado poca oferta de ganado bien terminado, aunque la industria está demandando bovinos de cualquier categoría. “El volumen de cabezas se ve, pero no tanto qué tipo de ganado se está matando”,
apunto Juan Andrés Dutra, de Dutra hermanos.

En los últimos días los frigoríficos han privilegiado el ganado de corral “y compran por debajo de los precios que estábamos trabajando, con una ventana de
carga de 10 a 15 días”, dijo Dutra.

Para el novillo especial pesado los valores de referencia están en el entorno de US$ 4,25 y US$ 4,30 algún animal muy especial.

La vaca, por su parte, en el eje de los 4 dólares, con alguna vaca pesada especial muy buena en los US$ 4.05.

Las lluvias que comenzaron este miércoles harán crecer la disponibilidad de forraje para las próximas semanas por lo que “los productores se van a endurecer” y los valores van a seguir siendo buenos.

Blasina & Asoc.



Fuente