Un lamentable episodio está ocurriendo en la ciudad de Solís de Mataojo, segunda sección del Departamento de Lavalleja.

Se descubrió un faltante de dinero en forma accidental, ya que la alcaldesa Verónica Machado pidió a la funcionaria una factura, creyendo que era lo que realmente faltaba, pero en realidad no estaba la plata.

Inmediatamente, se inició una investigación administrativa en la sección jurídica de la intendencia en Minas y se puso en conocimiento en la secretaría del intendente Mario García, quien decretó la inmediata investigación. La Alcaldesa también, junto a un concejal presentó la denuncia policial en la seccional de Solís de Mataojo.

La policía puso en conocimiento a la fiscalía quien ya citó para el martes a la funcionaria que presuntamente estaría implicada en la maniobra.

Pudimos saber que todo parte de un error poco creíble, ya que actualmente, la cuenta de la Alcaldía en el Banco República es a dos firmas, pero indistintas.

Esto quiere decir, que esas dos personas pueden individualmente sin necesidad de la otra, de “mover la cuenta” y por ende, transferir dinero de la cuenta a otra, que finalmente esto es lo que presumiblemente pasó. Estamos en conocimiento que en el período pasado, donde Verónica Machado (en la fotografía) era también la Alcaldesa, la cuenta del BROU se podía mover a tres firmas y juntas.

Si no estaban las tres firmas en el cheque, no era válido.

En este período, la alcaldía de Solís, solicitó que sean dos firmas conjuntas, ya que muchas veces era difícil conseguir las tres firmas del cheque.

Pero, la sección jurídica de la intendencia (de esto no tenemos absoluta confirmación sea jurídica), solicitó en oficio al BROU, que sea a dos firmas, pero INDISTINTAS, y así quedó.

¿Por qué quedó así? De ninguna manera puede funcionar la administración del dinero público a una sola firma, no tiene lógica ninguna, y además un riesgo innecesario.

Ese riesgo se corrió, y lamentablemente todo hace presumir que permitió una maniobra que hoy se está investigando.

A nuestro criterio, si ocurrieron las cosas como las investigamos, hubo negligencia administrativa por parte de quienes enviaron al BROU ese oficio mal redactado que permitió que una sola persona maneje el dinero de la alcaldía.

Esperemos hasta el martes, que la funcionaria vaya a declarar en fiscalía para conocer la resolución fiscal.

Esperemos que la intendencia culmine la investigación administrativa iniciada de urgencia y con pedido expreso del intendente Mario García, para que sea en tiempo escaso.

Pero ya hay algo claro, fallaron los controles por negligencia administrativa.



Fuente