Bermúdez
Foto: Mauricio Zina / adhocFOTOS

A pocas horas del referéndum para anular 135 artículos de la ley de urgente consideración (LUC), el clima político se tensa en diferentes ámbitos.

Por ejemplo, en las últimas horas la Federación Uruguaya de la Salud (FUS) denunció ante el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) que hay “instituciones de salud que están pretendiendo interferir en la actividad sindical y que están amenazando a los trabajadores porque no les gusta el contenido que tiene las carteleras sindicales en los centros de trabajo de la salud privada de todo el país”, aseguró el secretario general de la FUS, Jorge Bermúdez.

“Esta situación se viene dando en los últimos 15 días y en los últimos dos o tres días ha tenido un recrudecimiento muy grande. En algunos lugares, como en Artigas amenazan a los trabajadores con acciones legales al sindicato por parte de la empresa porque las carteleras acompañan a una de las opciones que se van a votar el domingo. Parece que a los patrones no les gusta”, expresó en rueda de prensa.

Bermúdez enfatizó que “lo que intentan hacer, de una forma absolutamente antidemocrática, legísimo de lo que es el libre juego de la democracia en Uruguay es pretender quitar de las carteleras sindicales la propaganda”.

Por último el dirigente acusó que “algunos patrones que tienen mucha plata, que hacen mucha plata con la salud, se creen que la democracia es para ellos y que los demás no tienen opinión”.



Fuente