El izquierdista Gabriel Boric ganó la segunda vuelta presidencial en Chile del domingo y se transformó en el mandatario más joven de la historia de este país en alcanzar el Palacio de La Moneda (sede del Gobierno).

El candidato del Partido Republicano (ultraderecha), José Antonio Kast, reconoció el domingo su derrota y lo felicitó al presidente electo, Gabriel Boric en su cuenta de Twitter.

«Desde hoy es el presidente electo de Chile y merece todo nuestro respeto y colaboración constructiva. Chile siempre está primero», tuiteó Kast.

Con solo 35 años, el candidato del bloque de izquierda Apruebo Dignidad pasó muy rápido de líder estudiantil a un político con grandes aspiraciones.

Prometió terminar con el sistema privado de pensiones y crear una nueva institucionalidad a cargo del Estado y establecer una pensión mínima mensual de 250.000 pesos (U$S 303) para todos los jubilados del país.

En la primera vuelta de las elecciones, el 21 de noviembre, Boric obtuvo un 25,8 % de los votos, levemente por detrás del abanderado del Partido Republicano (ultraderecha), José Antonio Kast, con 27,9%.

Para muchos, el solo hecho de pasar a segunda vuelta ya es una hazaña del candidato izquierdista debido a que inició su carrera política recién en 2014 cuando fue electo diputado en un Chile acostumbrado a elegir mandatarios con amplio bagaje político como Sebastián Piñera (2010-2014 y el periodo actual), Michelle Bachelet (2006-2010 y 2014-2018), Ricardo Lagos (2000-2006) y Eduardo Frei (1994-2006).

Todos ellos fueron senadores o ministros de Estado antes de llegar al máximo cargo de la nación.

Pero el logro de Boric no es ajeno para los que han seguido más de cerca su vida. El candidato es considerado un líder innato ya que durante toda su vida ha ocupado cargos de dirigente, tanto en el colegio como en la universidad.

Dirigente estudiantil

En 1999, Boric fundó la Federación de Estudiantes Secundarios de Punta Arenas. A los 18 años se radicó en Santiago para estudiar derecho en la Universidad de Chile y en 2009 fue electo presidente del centro de estudiantes de esa facultad.

En 2011 dio el gran salto al ganar las elecciones como presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech) y desde esa plataforma encabezó la movilización estudiantil más importante de los últimos años, luchando por una educación gratuita, pública y de calidad.

Con una popularidad ya consolidada, Boric ganó las elecciones parlamentarias de 2013 y se convirtió en diputado junto a otros líderes universitarios como Camila Vallejo, actual diputada del Partido Comunista, y Giorgio Jackson, diputado del Frente Amplio y su mano derecha en la actual campaña presidencial.

Polémicas

La campaña del candidato no estuvo exenta de polémicas y una de las que tuvo mayor repercusión fue una antigua denuncia de acoso que resucitaron los medios de cara a la elección. El portal online El Líbero recordó que en 2012, mientras Boric era dirigente estudiantil, una de sus compañeras lo acusó de acosarla, aunque nunca se aclaró qué tipo de acoso.

La situación no pudo ser corroborada porque la mujer no presentó ninguna denuncia formal ante la justicia y tampoco entregó su testimonio a los medios. No obstante, mientras la polémica fue creciendo, Kast comenzó a increpar a Boric y en cada debate e instancia en que se encontraban, lo conminaba a pedirle perdón a la víctima.

Finalmente, el 12 de diciembre la mujer decidió salir del anonimato y publicó un comunicado en el que señaló que Boric le había pedido disculpas por las «actitudes machistas» que tuvo hacia ella en el pasado. Además, increpó a Kast por aprovecharse políticamente de su caso de manera «inescrupulosa y violenta» con fines «instrumentales y mezquinos» y le pidió tanto a la derecha como a la opinión pública que dejen de hablar de ella, porque eso la revictimiza.

Programa de gobierno

Durante la primera parte de su campaña presidencial, Boric construyó un relato en base al concepto de «dignidad», utilizando como un activo la épica que nació en octubre de 2019 con las protestas del estallido social. Pero con el paso de las semanas el candidato optó por cambiar el rumbo y concretizar sus propuestas.

Unos días antes de la primera vuelta dio a conocer un documento en el que se planteaban seis propuestas concretas para su eventual gobierno.

Boric propuso aumentar el sueldo mínimo de 337.000 pesos mensuales (U$S 408) a 500.000 (U$S 606). Prometió terminar con el sistema privado de pensiones y crear una nueva institucionalidad a cargo del Estado y establecer una pensión mínima mensual de 250.000 pesos (U$S 303) para todos los jubilados del país.

Buscará condonar el Crédito con Aval del Estado (CAE), el sistema de préstamo instaurado en 2006 que la mayoría de los estudiantes universitarios de bajos recursos utilizan para pagar sus carreras y que ya tiene endeudado a más de 1,2 millones de personas, algunas de las cuales ni siquiera pudieron terminar sus carreras.

Por último, el documento plantea reducir las horas máximas de jornada laboral semanales permitidas de 45 a 40 e instaurar un impuesto especial a los superricos, que se calculará según el patrimonio de las personas.

Boric asumirá el 11 de marzo de 2022, días después de festejar sus 36 años, por lo que se convertirá también en uno de los jefes de gobierno más jóvenes del mundo y el más joven de Chile, además de ser el más votado de la historia.

(Vía Sputnik)



Fuente