Publicado en https://saltoaldia.com.uy/

 

Luego de la denuncia que Salto Al Día efectuará sobre la lista interminable de acomodos en CTM y en distintos cargos públicos que Germán Coutinho a efectuado, muchas fueron los llamados y los mails enviados a nuestra redacción, a los efectos de contar otras situaciones que hasta el momento desconocemos y que nos causó estupor al escucharlas.

Fueron más de 8 los informantes que dijeron a Salto Al Día, como se maneja Vamos Salto y en especial el senador Germán Coutinho, que usa a la política para negociar y obtener recompensas económicas.

Hace algunos días una llamada telefónica hecha a Carolina Tolosa por parte de Salto Al Día, con la intención de conocer si verdaderamente Coutinho le cobraba una comisión a las personas que metió a dedo en Salto Grande y demás instituciones del Estado, nos dijo que del tema no iba a hablar ya que no quería entrar en problemas con el senador colorado.

Tolosa, fue un puntal estratégico en la pasada campaña electoral de Vamos Salto. Su trabajo que según nos han señalado, fue sobresaliente ya que tenía la responsabilidad de llevar adelante la campaña política del sector y como recompensa, Coutinho le ofreció un  cargo en Salto Grande que solamente estuvo cerca de 6 meses y luego la echaron.

Las fuentes, indicaron a Salto Al Día que su expulsión de CTM, se debió a que no habría aceptado pagarle a Coutinho un porcentaje de su sueldo por el hecho de haberle otorgado la posibilidad de tener un puesto en ese organismo.

A todo esto el cargo de Tolosa había quedado vacante y a alguien había que poner entonces, decidieron que la diputada suplente Agustina Escanellas, ingresara en CTM.

Al parecer el senador, les cobraría a sus acomodados entre un 30 y un 50% dependiendo de sus sueldos. Las fuentes que pidieron no ser nombradas debido a represalias, señalaron a Salto Al Día: «le trabajas en la campaña, le juntas votos, a muchos, no les dio ni la hora y que te cobre porque te consiguió el trabajo es un mamarracho«, comentaron.

Dijeron que del senador colorado todo se puede esperar y aún más de lo que se pueden imaginar.

Otra perla que bien se suma a esta novela tragicómica, sería el freno inesperado de la Oficina de Coordinación de Turismo para el Litoral que iba a funcionar en el Puerto de Salto y que debido a la situación incierta del ex-ministro Cardoso, el tema se frenó. Coutinho, tenía pensado meter a su hijo Carlos Coutinho en ese sector con un sueldo que ronda los 300 mil pesos mensuales.

Las fuentes señalaron que para el senador esto no es problema porque mientras tanto, su hijo sigue trabajando en el ministerio con el mismo sueldo pero en Montevideo hasta se resuelva lo de Cardoso y luego que se inaugure la oficina en Salto, su hijo entraría sin problemas.

Excepto Eduardo Minutti, que si bien no se tiene información sobre si obtuvo algún cargo político, el resto de quienes formaron parte de la fórmula rumbo a la intendencia en las pasadas elecciones, Nicolás Sant’Anna, Lizabeth Machiavello y el Mayor retirado Sergio Acuña, todos fueron acomodados en distintos organismos del Estado. En el caso de Machiavello, las fuentes señalaron a Salto Al Día, que están buscando la forma para que obtenga un cargo político en la UTE y que también deba pagarle una comisión a Coutinho por el favor.

Las fuentes dijeron que este es el panorama que se vive hoy en Salto con un senador que usa a la política como negocio. «Muchos de sus votantes no tienen para comer y el señor después que ganó ni siquiera les ofreció un vaso de agua», contaron.

Por otra parte, trascendió que Coutinho se encontraría abocado a abrir locales partidarios en muchos departamentos del interior para poder continuar siendo senador en nombre del Partido Colorado ya que se suponía que en Salto no obtendría los votos necesarios para continuar comercializando con la política.



Fuente